Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
1.211 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Marketing Digital, eCommerce, Mobile Business y Social Media. 15% descuento antes 20 mayo
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • Conviértete en un especialista en estrategia digital y redes sociales. ¡La profesión del futuro!
  • PuroMarketing - Marketing, Publicidad, Negocios y Social Media en Español

    Esta fue sin duda una de las frases más célebres de filósofo griego Sócrates, considerado como uno de los más grandes, tanto de la filosofía occidental como de la universal que fue el maestro de Platón y tuvo a Aristóteles como discípulo.

    Has pasado más de dos milenios desde entonces pero el término reputación y sus repercusiones siguen estando en boca de todos. Pero es ahora con el paso de los siglos y el avance de las nuevas tecnologías y redes sociales, cuando este concepto utilizado para medir el prestigio, la opinión y la percepción generalizada se ha convertido en uno de los mayores activos de las empresas y marcas en el entramado social de la internet actual.

    Es ya casi un tópico aquello de que es un gran reto y difícil ganarse la reputación, pero a su vez puede resultar fácil perderla. Tanto que incluso en ocasiones, una vez perdida puede resultar casi imposible recuperarla o desembocar en auténticas crisis de reputación y situaciones sobre las cuales resulta imposible tomar el control.

    La eclosión de las redes sociales ha cambiado por completo las tendencias y hábitos de los usuarios y consumidores. Actualmente en muchas de las conversaciones que se desarrollan en los social media están implicadas las marcas. Opiniones, comentarios y menciones que en numerosas ocasiones manifiestan las quejas y experiencias negativas de los propios usuarios, y que quedan expuestas a ojos de los demás y generando una reacción en cadena de manera que pueden llegar a influir sobre determinadas decisiones como descartar un determinado producto o servicio que deseamos adquirir o comprar.

    Y en parte, esta popular frase de Sócrates no sólo nos deja evidencias de que la reputación ha sido desde antaño un aspecto importante que sigue vigente hoy en día sino que además, nos hace plantearnos algunas cuestiones importantes.

    Las redes sociales se han convertido en un nuevo escenario de batalla para las marcas que ahora son más conscientes de la importancia de escuchar, actuar y saber ofrecer soluciones rápidas y efectivas que puedan ayudar a combatir estos efectos negativos o servir para cultivar una buena reputación entre las masas.

    Sin embargo, la simple presencia en las redes sociales no es suficiente. Como decía el propio Sócrates , sólo alcanzaremos una buena reputación esforzándonos en ser lo que queremos parecer y no limitar nuestra presencia en los social media o participar obligados y arrastrados por una nueva moda o tendencia.

    ¿De que sirve estar en las redes sociales si luego la calidad de nuestros productos no cumple las expectativas de los consumidores?, Si no tomamos en cuenta las opiniones y críticas negativas, ¿De que sirve tener millones de fans y seguidores si luego nuestra atención al cliente es deficiente? ¿De que sirve mantener un perfil social si no escuchamos, interactuamos ni participamos en las conversaciones?

    Hagámosle caso a Sócrates, sin duda era un hombre sabio y adelantado a su tiempo!

    Neurociencia y marketing, un binomio que impulsará tus actitudes profesionales a la élite del mercado
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar