Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
La nostalgia es una herramienta muy poderosa
No solo vale con que la marca sea reconocida y esté asociada a algo positivo del pasado, sino que además hay que hacer un esfuerzo para comprender si seguirá teniendo sentido en el mercado actual
¿Es suficiente la Nostalgia para relanzar un producto con éxito?
782 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Matricúlate en los másters de marketing digital, social media, ecommerce o mobile business
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • Selecciona contenidos y crear de forma sencilla tus eBooks en PDF
  • PURO MARKETING

    La nostalgia vende. Es una de las últimas verdades que ayudan a comprender cómo funciona el mercado y es un hecho que demuestran, por un lado, las acciones de las firmas y la respuesta de los consumidores y por otro los propios estudios que analizan por qué se hacen las cosas. Las tiendas de ropa se han llenado de vestidos de aires retro y de prendas que parecen sacadas del baúl de los abuelos, las de muebles han empezado a vender sillas a lo años 60 y todo se ha vuelto retro y vintage, dos palabras de moda que se usan una y otra vez para conectar con el consumidor. Cada año, una década del pasado vuelve con fuerza y los consumidores se lanzan a comprar unos y otros productos inspirados por la misma.

    La nostalgia se ha convertido en un motor muy poderoso para las marcas

    Los consumidores se entregan a una visión idealizada del pasado y se lanzan a comprar esos productos y el pasado empuja a gastar más y más, como demostraba no hace mucho un estudio. Según una investigación que analizaba los hábitos de los consumidores, apelar al pasado hace que los consumidores quieran gastar más o estén dispuestos a pagar más.

    Por ello, la nostalgia se ha convertido en un motor muy poderoso para las marcas y uno con el que juegan una y otra vez. Las compañías se están lanzando a una suerte de carrera en la que posicionan productos y más productos y en los que se inspiran en el pasado en general o en su pasado concreto.

    La nostalgia es una herramienta muy poderosa, pero no una varita mágica

    No son pocas las marcas que han decidido recuperar productos que habían dejado de fabricar en algún momento ya sea porque los propios consumidores llevan años reclamando que esos productos vuelvan o ya sea porque están decididos a crear un entorno nostálgico y friendly y, por tanto, a conectar con los consumidores echando mano de sus entusiasmos por el tiempo perdido.

    Hay compañías que están recuperando logos que no usaban desde los años 60 y hay firmas que están relanzando productos que llevaban 25 años fuera de stock. Lo hacen, como recuerdan en una columna en The Drum, porque esperan de ese modo crear una conexión emocional con el consumidor y reconectar con él, pero lo cierto es que no todos estos movimientos triunfarán y no todos están abocados a lograrlo. La nostalgia es una herramienta muy poderosa, pero no una varita mágica y, por tanto, no siempre se consigue lo que se espera de ella. La nostalgia no siempre es la llave para el éxito.

    ¿Por qué en ocasiones fracasa la nostalgia?

    Varias son las razones que pueden hacer que la nostalgia fracase como motivador de compras. La primera que indican en el análisis de The Drum es el hecho de que no se haya sabido contar la historia. En el relanzamiento de un producto no se puede simplemente echar mano del propio producto y de lo que lo hizo triunfar entonces, sino que hay que crear una nueva historia y contársela a un nuevo mercado. Si esa historia falla, el producto fallará con ella, por mucha nostalgia que se le eche.

    Por otro lado, a veces el pasado no es suficiente. Es lo que ocurre cuando se intenta revivir algunas marcas del pasado y que no logran conectar una vez más con el público. No solo vale con que la marca sea reconocida y esté asociada a algo positivo del pasado, sino que además hay que hacer un esfuerzo para comprender si seguirá teniendo sentido en el mercado actual y si ese mercado será receptivo a la misma.

    Y esto lleva a que la marca se reinvente y se reposicione. No vale con tener historia: tiene que seguir siendo relevante y tiene que seguir siendo 'gustable'. Los consumidores de hoy en día tienen que reconectar con ella. No se trata de descongelar el icono del pasado sino más bien de adaptarlo al tiempo presente.

    A todo esto hay que sumar, además, que el consumidor tienen que comprender la nostalgia, es decir, los mensajes tienen que apelar a algo que conozca. Como han demostrado otros estudios, es necesario contar con referentes comunes si se quiere que el mensaje y el producto se sostenga.

    Nintendo, un nuevo caso de éxito donde triunfa la nostalgia

    La noticia ha sonado como un auténtico bombazo entre los más geek. Y es que Nintendo anunciaba tan solo hace unos días, el inminente lanzamiento de una nueva versión de su consola de los ochenta. En concreto la NES Classic Edition pero más pequeña que la original e incluyendo en el pack 30 juegos entre los que destacar Donkey Kong o Mario Bros 3.

    Esta nueva consola, cuya versión original salió a la venta por primera vez en 1985, se trata de un réplica en un tamaño más pequeño pero con algunas mejoras tecnológicas como un puerto HDMI para que se pueda conectar a los monitores o televisiones más modernos.

    Ni siquiera la tan sonada moda de Pokémon Go, ha logrado hacerle sombra a este nuevo lanzamiento cuya noticia ha impactado de lleno en las mentes de los consumidores más veteranos, despertando la nostalgia y convirtiéndose en todo un objeto de deseo. Ahora la pregunta es ¿Es suficiente este impacto de nuestros recuerdos para convertir este lanzamiento en todo un éxito?

    Está claro que esta nueva réplica no es mejor y por supuesto ni se acerca a la potencia de cualquiera de las actuales consolas. Ni siquiera de lo que pueden ofrecer los diferentes dispositivos móviles actuales. Sus prestaciones son limitadas y más que innovar, simplemente trata de recuperar algo del pasado que fue objeto de culto y deseo por millones de personas, y que formó parte de sus vidas. ¿Será suficiente para que miles de consumidores gasten su dinero en algo tan retro?

    Pues dicho y hecho. O al menos eso es lo que parece tras darse a conocer la información de que dicha consola se ha convertido ya en el objeto más reservado de la sección de videojuegos de Amazon UK, superando incluso a muchos de los juegos más esperados de las consolas actuales.

    Másteres en Gestión empresas de Moda, en Marketing Moda y en Estilismo, Publicidad y Audiovisuales
  • Comentarios (2)
    • Publicado hace 2 meses
      Claro que la nostalgia vende. Como comentas, hay que saber hacerlo, pero es una emoción muy fuerte y se puede aprovechar
      1 Valora este comentario Responder
    • Publicado hace 2 meses
      efectivamente si la historia es bien contada, se aplica un buen storytelling es posible lograr el éxito. nintendo esta realizando un levantamiento de producto perfecto. esta consola fue el objeto de miles de reuniones, risas y por supuesto muchas horas de juego para los jóvenes de los años 90".
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios