PuroMarketing - Las últimas tendencias del Marketing, Publicidad, Redes sociales y los mejores contenidos en Español. Actualidad y noticias de Marketing - Noticias de actualidad

Menu

Contenidos

Ayuda

Newsletters: En busca del momento perfecto para conseguir los máximos beneficios

Publicado por Daniel Durán en Email marketing hace 2 años
Consultoría estratégica en comercio electrónico. Trabajando en el sector web desde hace más de 15 años. Trabajando en comercio electrónico y tiendas virtuales desde hace más de 7 años. Más...

Algunas pautas aquí descritas son de sentido común, que muchas veces, es el menos común de los sentidos. Aunque lo veremos bastante claro, es importante tenerlo en cuenta, de ello dependerá que el esfuerzo realizado en la creación del boletín se vea recompensado o no.

Mejor que saber cuándo es el mejor momento para enviar un boletín es saber cuando NO lo es.

Podemos crear el mejor boletín del mundo, con reportajes, monográficos de interés, un titular espectacular, enviarlo y no conseguir respuesta alguna. Por lo tanto debemos cuidar tanto una cosa como otra. Vamos a hacer énfasis en cuándo es el mejor momento de enviarlo.

La regla general es intentar ponernos en la “piel” del que va a recibir el mensaje. En marketing esto se conoce como empatía. Seguramente muchos de nuestros suscriptores o clientes potenciales son empresas.

Muchos son los que cuando llegan a la oficina el lunes, lo primero que hacen es leer el correo electrónico. Obviamente recibo centenares de correos (muchos de ellos no deseados o spam) y empiezo a eliminar correos hasta que quedan unos pocos de interés.

No deseamos que nuestro boletín esté rodeado de decenas o centenares de correos más “compitiendo” por su lectura, por lo que vamos a evitar enviar boletines los viernes, fines de semana o lunes a primera hora para que no se junten con muchos otros.

Teniendo en cuenta que el correo electrónico, en la mayoría de lugares se lee varias veces al día, enviaremos nuestros boletines al mediodía o primera hora de la tarde, para evitar la aglomeración de correos de cada mañana. De esta forma la “competencia” con otros correos casi desaparecerá.

Periodos muy próximos a festividades, vacaciones, etc. no son buenos para el envío por las mismas circunstancias. Por lo tanto, si solemos hacer un envío a finales de mes, por ejemplo, evitaremos hacerlo en Agosto, y esperaremos algunos días más para hacerlo a principios de Septiembre.

Además, en tiempos próximos a festividades, seamos realistas, no pensamos en invertir o en comprar determinados productos, pensamos en cuántos días nos quedan para irnos de vacaciones. Lo de comprar ya lo haremos cuando volvamos.

Siempre que sea posible hay que tener en cuenta las festividades de otras provincias o regiones. Nuestro boletín será de abasto nacional, por ejemplo. Si sabemos que en todo el país es fiesta excepto en nuestra ciudad o región, intentemos retrasar algunos días el envío, o si tenemos una base de datos de suscriptores por provincias o regiones, hagamos diversos envíos, retardando los que toque.

  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar
  • marketing,publicidad,social media,marcas,anuncios,branding,marketing viral,email marketing,video marketing,neuromarketing,marketing online,marketing digital,marketing noticias,anunciantes,agencias