Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
590 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Domina las competencias Digitales más demandadas por las Empresas. ¡Infórmate Aquí!
  • Aplicable, previa solicitud, a matrículas realizadas antes del 30 de junio · Infórmate aquí
  • Los mejores contenidos al mejor precio ¡Descubra más de 40 millones de fotos, vectores y vídeos!
  • PuroMarketing - Marketing, Publicidad, Negocios y Social Media en Español

    En un mercado en el que los adblockers son cada vez más populares y en el que los consumidores están cada vez más decididos a eliminar la publicidad en internet, para desesperación de las marcas que usar esos anuncios para llega a ellos y para desesperación de los medios de comunicación que viven de esos anuncios, el que los navegadores se conviertan en un elemento de serie que borra la publicidad online era algo que se debía ya esperar. En la lista de lanzamientos en tecnología que acaban saliendo de los medios especializados y convirtiéndose en trending topic y en material para todos los tipos de medios está, estos días, justamente eso: acaba de llegar al mercado un navegador para móviles que elimina toda la publicidad. Cuando se usa ese navegador todos los anuncios son bloqueados. Detrás del navegador está Brendan Eich, el que había sido CEO de Mozilla.

    El navegador, que se llama Brave, funcionará no solo para terminales móviles (que es donde se están concentrando los esfuerzos ahora de los adblockers y donde se está despertando más interés entre los usuarios) sino que también estará disponible para escritorio, tanto para Windows, como para Mac y Linux.

    ¿Qué es lo que utiliza el navegador como elemento para venderse entre los consumidores? Destacan que se navega más rápido (las demostraciones en móvil dejan verlo claro), que se hace de forma más segura y que se navega "mejor", ya que el navegador da más control al usuario sobre lo que ve y lo que no ve y sobre su privacidad. El navegador bloquea tanto las cookies como los 'tracking pixels' (uno de los sistemas alternativos a las cookies), lo que hace que las marcas accedan a menos datos sobre el consumidor (y no puedan seguirlos online) y este último sienta que se está respetando más su privacidad.

    El navegador no solo impedirá a las marcas servir anuncios, sino que además funcionará como un bloqueo de uno de los elementos que se ha convertido en una de sus principales preocupaciones online y una de las principales fuentes de riqueza sobre los consumidores: no dejará que cosechen información sobre los internautas.

    ¿Han muerto los anuncios online?

    ¿Es Brave por tanto la muerte de la publicidad? De momento, el navegador solo está disponible para early adopters, por lo que solo una minoría de consumidores está accediendo a la red sin anuncios y está bloqueando por completo la información que las empresas quieren ofrecer o recopilar. La cuestión será lo que pasará cuando el navegador pueda ser descargado por todo el mundo.

    Por otra parte, Brave no mata por completo la publicidad. El navegador permitirá ver anuncios si el consumidor quiere hacerlo, aunque aquí funcionará de una forma un tanto cuestionable. Los anuncios que servirá no serán los que la página en cuestión está lanzando en ese momento sino los que Brave decide que debe servir basándose en la navegación del consumidor. Es decir, Brave no solo censurará los anuncios por defecto sino también los anuncios que el consumidor autorice.

    Esos anuncios generarán beneficios y, según ha explicado Eich, serán los que generarán ingresos para los medios en los que se sirvan. Esto es, cuando un consumidor decide que en una cabecera quiere ver anuncios, esos anuncios le reportarán beneficios a la cabecera en cuestión (según apuntan en Forbes, les darán el 55% de los beneficios, mientras que Brave se quedará con el 15 y devolverá otro 15 a sus usuarios)

    A esto se suma que no todos los anuncios mueren con Brave: los anuncios de búsqueda seguirán apareciendo cuando los consumidores busquen un producto, ya que la tecnología que emplean para ser servidos es diferente al de los demás anuncios.

    ¿Será Brave el arma definitiva en la guerra de los adblockers? Por el momento es solo un elemento más y uno aún experimental, pero lo cierto es que ya demuestra que hay interés en esto, que los consumidores son muy receptivos a todas estas ideas y que el futuro será aún más complicado para anunciantes y medios que viven de la publicidad.

    IL3-Universidad de Barcelona · Infórmate de los programas que más se adaptan a tus necesidades
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar