Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
323 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Plan de Becas. Titulación Universitaria. Prácticas profesionales garantizadas. Bolsa de empleo
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • PuroMarketing

    Cada día, millones de personas toman decisiones de compra basadas la búsqueda de productos, restaurantes cercanos y muchas otras opciones. Sin embargo, según el informe de Nielsen "Global Trust in Advertising", aunque los consumidores confían en las opiniones online o en las comparaciones de precios, la mayoría de las veces son las recomendaciones personales las más eficaces. La publicidad más efectiva procede directamente de las personas que conocemos y en las que confiamos, y más del 83% de los encuestados confían total o parcialmente en las sugerencias de amigos y familiares.

    Así que, cuando tomamos la decisión final de comprar, es razonable suponer que pediremos consejo a la pareja, los familiares o los amigos más cercanos. Después de todo, son los que conocen nuestros gustos, preferencias, etc.

    Pero, ¿qué pasaría si un ordenador fuera capaz de conocerte mejor que tus seres cercanos?

    Qué saben los ordenadores sobre ti

    La era digital ha posibilitado que las compras sean cada vez más accesibles, pero las decisiones más complejas. La elección entre cientos, o incluso millones de opciones, hacen más difícil tomar una decisión. Los sistemas de recomendaciones online cambian la forma en que navegamos y elegimos los productos: limitan nuestro proceso de toma de decisiones acercándonos a lo que estamos buscando, sugiriendo productos complementarios o incluso alternativos.

    Este "conocimiento" acerca de la personalidad de compra normalmente proviene de lo que los consumidores han comprado o visualizado anteriormente, lo que los compradores con perfiles similares han visto o comprado, así como la fecha y hora de visualización. Las tecnologías de recomendación estudian lo que buscan los consumidores y les sugieren productos. Recogen y analizan millones de datos sobre sus preferencias para aportar sugerencias ultra-precisas.

    Suena simple, pero estas tecnologías precisan de volúmenes masivos de datos para realizar predicciones exactas. Y, por supuesto, cuanta más información, mejor. Aquí es donde entra en juego el Deep Learning: una innovadora rama de la inteligencia artificial que resuelve los problemas al imitar el trabajo del cerebro humano en el procesamiento de datos y la creación de patrones de toma de decisiones.

    La IA podrá predecir exactamente lo que quieres

    La mayoría de nosotros ya tenemos experiencia con sugerencias y recomendaciones basadas en datos de comportamiento y navegación. Hemos adquirido productos en Amazon recomendados en la sección "Los clientes que compraron este producto también compraron" o hemos añadido nuevas personas a Linkedin después de ver "Gente que podrías conocer". Incluso vemos películas en Netflix gracias recomendaciones de IA.

    Y ahora los motores son cada vez más inteligentes. Emplean herramientas de Deep Learning que personalizan la experiencia de un usuario tratando de averiguar sus hábitos incluso después de haber realizado tan solo una visita. Junto con la analítica en tiempo real, los algoritmos de autoaprendizaje pueden mejorar las sugerencias hasta el punto de la predicción. Servicios como Spotify pueden predecir la siguiente sugerencia de canciones, mientras que YouTube pone en cola los videos recomendados basados en el que está viendo.

    El Deep Learning ultra-preciso se utiliza en todo tipo de industrias digitales, como en la publicidad. De acuerdo con RTB House, los algoritmos de autoaprendizaje ayudan a lograr recomendaciones muy precisas que hacen que las actividades publicitarias sean hasta un 50% más eficientes. Pero, ¿cómo funciona en la práctica?

    Cómo funciona el Deep Learning en las recomendaciones

    Tomemos como ejemplo comprar un vestido nuevo. Cuando un comprador hace clic en cualquier apartado del sitio web, el mecanismo de recomendación captura cada pieza de información. Comprueba el color del vestido, detalles como precios, tallas y docenas de puntos de otras acciones. A continuación, conecta tantos patrones de interacción como sea posible. Al medirlos y analizarlos (en tiempo real), el sistema puede entender la historia, el gusto, los intereses o incluso el estado de ánimo, y luego hacer predicciones precisas de productos interesantes. Las coincidencias entre los zapatos y la joyería, los vestidos de noche, la ropa de verano, podrían ser recomendaciones basadas en predicciones eficaces. Todo esto sucede sin ninguna intervención humana por parte del anunciante. En el campo de la predicción de compra, los algoritmos de Deep Learning ya han obtenido tanto conocimiento, que ha hecho innecesarias las intervenciones manuales.

    Los modelos típicos de recomendaciones no pueden hacer esto. La mayoría del software de recomendación simplemente recopila información y luego selecciona productos para mostrarlos con reglas predefinidas por un ser humano, como por ejemplo: "mostrar joyas sólo a aquellas que visitaron ropa femenina, ya que son las mujeres tienen mayor probabilidad de comprar". Ahora, esto puede ser sustituido por "Nuestro sistema sabe haber visitado ropa femenina es un predictor para la compra de joyas, pero también ha aprendido a detectar a los hombres que tienen la intención de comprar joyas para sí mismos o como un regalo".

    Los algoritmos de Deep Learning simulan nuestra forma de pensar, pero aprendemos practicando resultados sin ninguna aportación humano. Una máquina analizará innumerables conjuntos de datos implacablemente, sin cansarse o aburrirse, y producirá decisiones lógicas, a prueba de riesgos sin estrés, duda o emociones. Obedecerá las reglas generales del anunciante, pero lo más importante, es capaz de aprender y escribir nuevas reglas con proactividad y rendimiento inalcanzable por el trabajo humano. Esta es la esencia de los algoritmos de autoaprendizaje y por qué son tan eficaces para la industria publicitaria.

    Avanzando hacia experiencias personalizadas con IA

    De acuerdo con Janrain & Harris Interactive, el 74% de los consumidores online se ven frustrados por el contenido que es irrelevante para sus necesidades en un sitio web. Es más, Infosys encontró que el 86% de los consumidores dicen que la personalización juega un papel relevante en sus decisiones de compra.

    El uso de recomendaciones ultra-precisas refuerza la relación de la marca con sus consumidores y, de hecho, acelera las ventas de los minoristas, mejora las tasas de conversión y aumenta los ingresos - no importa que sea cine, música o publicidad. Una mejor precisión y un enfoque más persuasivo a su vez hacen que las sugerencias profundamente orientadas sean imprescindibles no sólo para los e-commerce, sino también para la banca, los seguros, los viajes y hasta en las compras diarias de comida.

    Steve Jobs es citado a menudo con esta frase: "la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo muestras". La industria del Deep Learning puede hacer de ello una experiencia común, automatizada para cada usuario en la era digital.
    Prepárate para decidir cuáles son las mejores estrategias en situaciones de mercado complejas
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar