Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
La inteligencia artificial está cambiando las reglas del juego
La inteligencia artificial está cambiando las reglas del juego y está haciendo que los diferentes operadores del mercado tengan que empezar a tener en cuenta nuevas realidades.
Cómo la inteligencia artificial cambiará las reglas del juego para marcas y anunciantes
401 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • PuroMarketing

    La inteligencia artificial es uno de esos elementos que están convirtiéndose en uno de los que marcas y empresas miran con más atención y con más expectativas de potencial a futuro. Las posibles aplicaciones de la inteligencia artificial podrían ayudar a comprender mejor a los ciudadanos, a conectar mejor con ellos, a resolver incidencias y hasta a automatizar el cómo se sirven mensajes, lo que podría ayudar a las empresas a ser más eficientes en su acercamiento a los consumidores.

    Pero en este cúmulo de expectativas y mientras se habla de todo lo que la inteligencia artificial puede o no puede hacer se olvida muchas veces lo elemental: lo que está haciendo ya y lo que hará a futuro será cambiar por completo las reglas del juego.

    Y es que, a medida que la inteligencia artificial va entrando en los procesos de compra, va teniendo cada vez más un papel más relevante en los mismos, haciendo que las decisiones cambien, que lo que es relevante también lo haga y que el modo en el que las marcas deben operar mute. La inteligencia artificial está cambiando las reglas del juego y está haciendo que los diferentes operadores del mercado tengan que empezar a tener en cuenta nuevas realidades.

    Y es que a medida que la inteligencia artificial va tomando más el control de las cosas y va posicionándose más y más en el proceso, también va cambiando lo que las marcas pueden hacer. Como explica a MarketsInsider Aaron Shapiro, CEo de Huge, una firma especializada en marketing, "a medida que las máquinas empiezan a tomar decisiones por las personas se hace más difícil para los marketeros el darse cuenta de cómo entrar en esa ecuación y cómo influir en el comportamiento de los consumidores".

    Al fin y al cabo, ya es lo que está ocurriendo en parte. La inteligencia artificial y las nuevas tecnologías en general ya se emplean en los procesos que llevan a los consumidores a tomar decisiones de compra. El consumidor es quien toma la decisión final, pero para llegar a ella pasa por un proceso en el que la información ya le llegó filtrada. La tecnología fue la que le dijo qué le podría interesar. No hay más que pensar en el ejemplo de Amazon para comprenderlo. Amazon sugiere de forma personalizada a sus consumidores lo que cree que les podría interesar.

    La muerte del anuncio y la llegada de los cambios

    Todo ello tiene un efecto directo sobre el mercado y está haciendo que el paradigma cambie poco a poco. Hay quienes dicen que las marcas desaparecerán o dejarán de ser relevantes en el futuro (cuando le pides a tu asistente nutrido con inteligencia artificial que te compre una cosa, lo hará sin tener en cuenta la marca) y hay quienes ven que quienes están más en peligro son, sobre todo, los intermediarios entre el consumidor y las marcas. Aquellos espacios que servían para que los consumidores descubriesen marcas y, sobre todo, para que las marcas conectasen con sus potenciales consumidores podrían estar en peligro.

    Es lo que ocurre con la publicidad online. Si los consumidores confían cada vez más en la inteligencia artificial y dejan que sean los algoritmos los que toman decisiones de compra o les ayudan en las mismas, su papel se vuelve un tanto superfluo e irrelevante. Al algoritmo no se lo puede seducir con la promesa creada por un anuncio. ¿Perderán los anuncios en internet fuelle en un universo dominado por algoritmos y máquinas inteligentes?

    Como apunta el experto, la amenaza está ahí y es lo que hace que compañías como Google estén trabajando en asistentes virtuales para el hogar. Si los anuncios dejan de ser relevantes, su modelo de negocio caerá como un castillo de naipes. Los anunciantes no invertirán en algo que está superado y Google no tiene más remedio que posicionarse mejor en el mundo que se avecina.

    Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar