Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
460 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Plan de Becas. Titulación Universitaria. Prácticas profesionales garantizadas. Bolsa de empleo
  • Modalidad Online o Semipresencial · Bolsa de Empleo y Prácticas · Becas de hasta el 65%
  • PURO MARKETING

    Ninguna marca que se precie (y ninguna marca que quiera seguir llamando la atención en el entorno online) va a dejar de lado en los próximos tiempos la estrategia en vídeo: los vídeos se han convertido en una pieza fundamental para la estrategia digital de las marcas, ya que los consumidores quieren verlos, los soportes los potencian (ahí está el caso de Facebook y su algoritmo que premia los contenidos en vídeo destacándolos en el feed) y los generadores de contenidos los están poniendo en primera línea (lo que crea grandes oportunidades para los anuncios en vídeo). Las marcas no pueden por tanto dejarlos pasar.

    Pero, tras años de crecimiento y tras un período de frenesí (el año pasado no se paraba de leer estadística tras estadística sobre el potencial del vídeo), las marcas tendrán que crear sólidas estrategias y trabajar en base a los elementos que marcan lo que se debe hacer. Un estudio de Warc ha destacado los tres puntos que marcarán lo que ocurrirá con los vídeos durante 2016 y lo que las marcas no deben perder de vista si quieren crear una estrategia sólida en este terreno.

    Los escenarios en los que se mueven los vídeos son cada vez más diversos

    Hasta no hace mucho, cuando una marca quería experimentar a hacer algo usando los vídeos y llegar así a los consumidores no tenía que hacer muchas cosas y no tenía que pensar mucho dónde iba a publicar sus contenidos. Solo tenía que subirlos a YouTube, que era el gran ganador en el terreno de los contenidos en vídeo. Existir existían ya entonces alternativas a YouTube, como Vimeo, pero eran sites de vídeos más bien minoritarios y que llegaban a ciertos targets. Las cosas, sin embargo, han cambiado y, como apuntan en el estudio de Warc, el mercado del vídeo es cada vez más diverso, tanto que no vale simplemente con subir un contenido a YouTube.

    Ahora, los vídeos tienen muchos y muy variados posibles escenarios, por mucho que YouTube siga siendo el jugador dominante. Facebook está pisando fuerte y también se pueden subir vídeos (y cada vez se está haciendo más) a Instagram, Vine, Periscope o Snapchat. Todas estas plataformas exigen cosas diferentes y obligan a las marcas a crear estrategias distintas, aunque todas ellas tienen sus ventajas y sus puntos a su favor. Gracias a ellas, se consigue llegar a audiencias completamente diferentes.

    Los contenidos son igualmente variados

    Pero no solo han cambiado los escenarios en los que se mueven los vídeos, sino que además lo han hecho los tipos de contenidos. En la nueva batalla del vídeo, o en los meses que vienen por delante, los contenidos que las marcas podrán y deberán subir a sus perfiles de vídeo serán cada vez más variados y tocarán más diferentes tipos de contenidos. Los consumidores están dispuestos a ver más tipos de vídeos y que sirven para que las marcas logren más tipos de acciones y de puntos. Los vídeos servirán tanto para captar nuevos consumidores, para llamar la atención, como para mantener a los que ya se tiene o para ofrecer información complementaria (se puede desde dar a conocer un nuevo producto hasta explicar cómo funciona uno o dar trucos para seguir usándolo).

    El propio YouTube divide los tipos de vídeos posibles en tres tipos: hero content (contenido héroe), hub content (contenido central) o housecleaning content (contenido de limpieza). Los tres tienen tres funciones distintas, pero todas necesarias. El primero sirve para aumentar el alcance y el reconocimiento de marca, el segundo ayuda a conseguir un engagement regular ofreciendo una suerte de biblioteca de contenidos y el tercero ayuda a solventar los problemas del día a día entre consumidor y productos.

    Este es el año de lo prográmatico

    O, como explican en el análisis de Warc, "el vídeo programático es un área de crecimiento". Cada vez es más recurrente y habitual y cada vez está cubriendo más escenarios y abriendo más posibilidades. Si las marcas saben jugar bien sus cartas, este boom les garantizará que tendrán siempre sus mensajes preparados para la audiencia que toca y que se los servirán en el momento correcto y concreto en el que los necesitan.

    Aprenderás a integrar el medio on-line estratégicamente en tu plan de marketing con una visión 360º
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar