Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
293 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Con acreditación Universitaria, Presencial y Online. España y Latinoamérica - solicita más info.
  • Aprenderás a integrar el medio on-line estratégicamente en tu plan de marketing con una visión 360º
  • Las técnicas del marketing online, con el máster más prestigioso. UPF Barcelona School of Management
  • PURO MARKETING

    Como saben todos los padres (y no hay más que escucharlos hablar de las compras de Navidad y de lo que ocurre un par de días después de Reyes), los niños son un público especialmente difícil, uno que hace que las marcas tengan que trabajar muy duro si quieren conectar con ellos y si esperan ser capaces de lograr que se mantengan unidos al producto en cuestión. Sus intereses son, por así decirlo, dispersos y una vez que se agota la novedad y el entusiasmo del primer momento abandonan rápidamente lo que sea que acaban de recibir. El juguete nuevo pasa rápidamente de moda y deja de ser rápidamente atractivo, lo que obliga a las marcas a tomar decisiones rápidas y eficaces si realmente quieren seguir conectando con ellos. Tienen que ser capaces de sorprender y tienen que hacerlo además año tras año.

    Por ello, la industria del juguete es una de las que trabaja más y de forma más constante para encontrar lo que marca la diferencia, para lograr innovar y para posicionarse en el escenario en el que se mueven de forma mucho más eficiente. Los juguetes no son fruto de la casualidad, sino más bien de un serio y profundo trabajo de investigación y de un proceso altamente innovador en el que se intenta encajar todas las piezas del puzle. La industria juguetera es por tanto una de las que trabaja de forma más y más activa en diseño de producto y una de las que intenta encontrar más y más maneras de sorprender.

    Y todo ello se puede convertir en una suerte de lección sobre la importancia no solo de conocer al propio mercado sino también de la importancia de innovar para crear mejores y más eficientes productos. Las marcas tienen que trabajar de forma mucho más efectiva para posicionarse en sus respectivos nichos de mercado y para ello tienen que mantener una innovación constante en sus productos, justo como hace la industria del juguete. De lo que ellos hacen se pueden extraer varias lecciones, como recuerdan en un análisis en Inc.

    No necesitas crear algo de cero

    Uno de los errores que comenten muchas marcas cuando intentan encontrar su lugar es el de pensar que para conectar con los consumidores y para posicionarse en el mercado tienen que, necesariamente, crear algo absolutamente distinto. Las marcas buscan lo nunca visto, pero eso no es realmente necesario para conectar con el consumidor y para triunfar en el mercado. De hecho, la realidad es un poco más simple. A veces, la clave no está tanto en encontrar algo absolutamente distinto sino más bien en hacer que algo mejor dentro de lo ya existente. Es decir, innovar no implica siempre empezar de cero, sino que muchas veces supone sencillamente mejorar lo que el consumidor ya tiene para hacerlo mucho más deseable.

    Crea un producto a medida para tus consumidores

    Y muy en línea con ese punto a veces la innovación está simplemente en adecuar el producto al mercado y en el hacer que el nuevo producto responda a las necesidades concretas de unos consumidores específicos. La industria del juguete lo hace constantemente y lleva haciéndolo siglos. Uno de los últimos ejemplos son los tablets para niños. No es que no hubiese tablets antes y no es que los niños no los estuviesen empleando, pero lo que la industria hizo fue crear una herramienta que se ajustaba mucho más a las necesidades concretas de esa audiencia y a lo que buscaban de forma mucho más específica. Los tablets para niños funcionan porque ofrecen justo lo que esos consumidores quieren sin los problemas que los otros tablets suponen. Los fabricantes originales descuidaron a ese mercado. Los nuevos han sabido aprovecharlos.

    El consumidor busca establecer vínculos

    Una de las curiosas lecciones que la innovación en la industria de los juguetes puede enseñar es cómo han cambiado los consumidores en los últimos años. Los productos han dejado solo de ser productos y los consumidores quieren establecer con ellos vínculos mucho más profundos, una tendencia que se puede ver muy clara si se analiza cuáles son los juguetes que están triunfando. ¿Qué es lo que hace único y diferente al juguete de estas Navidades, los Hatchimals? No es solo un muñeco, sino más bien algo con lo que se puede construir una relación, con el que se puede crear un vínculo. El juguete necesita que se establezca una cierta conexión emocional si se quiere que funcione. Es lo que ocurre con el mercado en general: los consumidores necesitan establecer nexos de unión entre las cosas y ellos mismos.

    Dale a los consumidores lo que quieren (no lo que tú quieres que quieran)

    Puede parecer una cuestión absolutamente lógica pero es, sin embargo, un punto en el que muchas marcas fallan y en el que no logran realmente conectar con el mercado. Lo que importa no es lo que el directivo de la marca en cuestión quiere que sus consumidores compren, sino más bien lo que lo que esos consumidores realmente quieren. ¿Qué buscan los consumidores? Esa es la pregunta del millón y la que la marca tiene que responder con su innovación de producto. Encontrar la solución no es tan complicado, además, porque los propios consumidores están, lo quieran o no, dando pistas todo el tiempo. La marca tiene que aprender a escucharlos para diseñar así lo que el mercado busca.

    Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar