Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
183 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Estructurado y adaptado a las necesidades y el funcionamiento del sector empresarial de la moda
  • En LCI Barcelona, dirigido a Profesionales capaces de posicionar un producto y darlo a conocer
  • Planifica, crea y ejecuta estrategias de Marketing profesionales. Hasta 40% Dto 100% bonificable
  • PuroMarketing

    Si hay un grupo demográfico con el que las marcas y las empresas se han obsesionado ese es, sin lugar a dudas, el de los millennials. Para las compañías, los jóvenes son ese terreno con tanto potencial pero ante el que, sin embargo, tienen tantas dudas, ya que no acaban de comprender muy bien qué es lo que estos quieren y cómo deben dirigirse a ellos. Pero, mientras se obsesionan con los jóvenes, las marcas y las empresas se están en cierto modo olvidando de que hay más consumidores que ellos y que hay muchos más nichos de mercado a quienes podrían estar llegando.

    Uno de esos nichos de edad a los que las marcas y empresas están fallando a la hora de conectar es el que en inglés se conoce como baby boomers y que se podría simplificar como los jubilados. Los consumidores de más edad se sienten no solo dejados de lado por las marcas en sus campañas, sino también bastante incomprendidos por las mismas. Los mensajes que se les destinan están llenos de tópicos y las compañías se limitan a intentar conectar con ellos siguiendo simplemente un cierto patrón. Para las empresas, estos consumidores son simplemente personas de edad y los productos que les pueden vender son los que están ligados a ello, a pesar de que la realidad es mucho más compleja y estos consumidores tienen mucho más potencial.

    De hecho, y como apuntan en un análisis en MarketingWeek, los anuncios para estos consumidores siguen un cierto patrón de contenidos. Los jubilados reciben anuncios de productos para la incontinencia y para mejorar la movilidad, apuntan, como si no consumiesen más cosas que esas.

    Y, como apuntan en el análisis, esto es un error porque, por un lado, estos consumidores compran muchas más cosas que los consumidores de más edad y, por otro lado, necesitan y quieren muchos más productos que esos. Este nicho de edad va mucho más allá de esos productos y son consumidores mucho más diversos que quieren los mismos productos mainstream, desde perfumes a comidas, que los demás consumidores.

    Esas necesidades y esa realidad son prácticamente invisibles y, como acusan, una vez que se cumplen los 40 se desaparece en cierto modo de los medios de comunicación. Estos consumidores ya no tienen a nadie como ellos en los medios y por supuesto en los anuncios. No aparecen baby boomers cocinando, comprando pizza y comida para llevar o conduciendo, aunque ellos también consumen esos productos. Son simplemente la persona de fondo que lleva un jersey aburrido, el que consume 'esos productos para viejos' o, cómo no, el abuelo.

    Lo que esto implica

    ¿De quién es la culpa? Puede que en parte todo esto venga marcado porque, al final, los creativos publicitarios siguen siendo un segmento dominado por cierto perfil en el que estos consumidores no están representados. Puede que sea simplemente que se hayan cegado con la juventud y su potencial. O puede que simplemente no estén viendo una oportunidad de mercado, pero lo único que consiguen con ello - sea por las razones que sea - es dejar a un amplio nicho de mercado (y uno con un poder adquisitivo estable) fuera de juego.

    Un 82% de estos consumidores señalaba de hecho en un estudio que sentía que las firmas de retail no los comprendían y los estaban olvidando. Los consumidores se sentían poco apreciados y que las marcas en cuestión no les recompensaban su fidelidad. Un 77% encontraba que no tenían ofertas para ellos.

    Y esto es un problema para las marcas, especialmente en países como España en los que la población está envejeciendo (se espera que en tres años haya en España más muertes que nacimientos, algo que no pasaba -y por razones obvias - desde la brutal epidemia de gripe de 1918 y la Guerra Civil), lo que hará que el peso de este mercado sea cada vez mayor. "Los baby boomers no son solo el grupo demográfico de más rápido crecimiento en el país, sino también el más rico", explicaban en las conclusiones de un estudio sobre el tema. Y estos consumidores quieren ofertas de la industria de los viajes o de nuevos nichos, como el yoga y el pilates, y no ser simplemente el abuelo del anuncio.

    Tu escuela de negocios online especializada en el desarrollo ejecutivo de tu perfil profesional
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar