Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Las marcas y empresas tienen que centrarse en los smartphones frente a la televisión
A la conquista del adolescente: cómo las marcas intentan captar este nuevo mercado
204 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Postgrado en Digital Marketing Management · El más completo y avanzado del mercado
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas! · Inicio Febrero 2018
  • PuroMarketing

    Uno de los elementos recurrentes en la historia del consumo y en la estrategia de las marcas es el del recambio generacional. Cuando una generación llega a una cierta franja de edad, los que la siguen se encargan de posicionarse en donde estos consumidores lo están dejando. Se podría decir que, al final, a medida que unos crecen y maduran, otros van llegando para hacerse con ese hueco. Cuando falla esta cuestión y cuando se pierde el recambio generacional, es cuando las compañías se enfrentan a los problemas.

    No hay más que pensar en la historia de algunos medios de comunicación. Hace unos años, cuando se estudiaba la situación de la radio, se solía señalar que estaba en problemas porque sus oyentes "se estaban muriendo" y no lograban reconectar con los consumidos jóvenes. Ahora ese es el problema que se podría decir que tienen (entre otros muchos) los periódicos de papel. No están logrando conectar con los lectores más jóvenes, que hace mucho que no leen un periódico de 'los de siempre'.

    Los adolescentes son por tanto muy importantes, pero se han convertido en un problema para marcas y empresas porque, como ya empieza a ser habitual en los últimos cambios demográficos, están imponiendo hábitos y pautas de comportamiento diferentes. Los millennials fueron un quebradero de cabeza para las compañías, porque rompieron con lo que habitualmente hacían los consumidores y porque obligaron a las empresas a replantearse su estrategia y a esforzarse por comprenderlos, y ahora los adolescentes están haciéndoles vivir nuevamente esta situación. Ellos también lo han revolucionado todo.

    Así, las marcas y empresas tienen que centrarse en los smartphones frente a la televisión, deben cambiar cómo están usando las redes sociales o necesitan comprender la importancia de los valores para estos consumidores, entre otras cosas que se han convertido en elementos cruciales para los adolescentes.

    Los movimientos de las grandes

    Y, por supuesto, tienen que crear estrategias específicas y directas para conectar con ellos. Las redes sociales ya lo están haciendo. Facebook, que ha visto como la percepción que los adolescentes tienen de la red social cambiaba frente a la de los grupos que los precedieron, ha estado intentando mantener y captar a los adolescentes en Instagram. Para ello, Instagram ha estado incorporando cada vez más funcionalidades similares a las de Snapchat. Snapchat es la red social favorita de los adolescentes (al menos en los mercados que las redes sociales toman como elemento de referencia) y por ello han intentado emular aquellas cosas que les gustan.

    No es la única compañía que ha intentado captar a este grupo de población. De hecho, la última compañía que ha creado una estrategia específica para los adolescentes ha sido Amazon. Las tiendas de ecommerce tienen un problema con los adolescentes, ya que el hecho de que estos no tengan sus propias tarjetas de crédito está llevando a que estén perdiendo a ese grupo de consumidores. Los adolescentes prefieren, sorprendentemente, las tiendas físicas. Para el ecommerce esto es un problema que necesitan solventar.

    Amazon lo ha hecho con un perfil para adolescentes: la compañía les ofrece crear un perfil para adolescentes ligado a la cuenta de sus padres. Los padres ponen un presupuesto que sus hijos pueden usar y también pueden marcar que necesitan autorizar cada una de las compras que estos hacen. Amazon señala que de este modo dan más control a los padres a la hora de establecer qué consumen sus hijos.

    Sea como sea, el servicio - que está abierto a adolescentes de 13 a 17 años en Amazon.com - es una manera de conectar con los adolescentes, ese público que el ecommerce quiere capturar de una vez por todas.

    Fórmate con IMF y consigue una doble titulación IMF + Universidad Camilo José Cela
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar