Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Lo que vemos ahora en internet impactará en las compras de Navidad que haremos en semanas
Los consumidores empiezan ya a recibir mensajes que les impulsarán a tomar decisiones en sus compras navideñas
188 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Afronta los retos que la digitalización plantea a las empresas a nivel estratégico y operativo
  • Tu escuela de negocios online especializada en el desarrollo ejecutivo de tu perfil profesional
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • PuroMarketing

    Con noviembre a la vuelta de la esquina, la campaña de Navidad está mucho más cerca y la actividad de las marcas y de las empresas en lo que respecta a ella tiene que ser ya mucho más intensa. Las compañías llevan meses preparándose para la campaña de Navidad y llevan meses también trabajando en ella. Por ejemplo, las firmas de logística ya estaban haciendo contrataciones en pleno mes de agosto, intentando blindarse para el pico futuro de entregas y de repartos. Pero ellas no son las únicas que han tenido que posicionarse: la campaña de Navidad es uno de los momentos más importantes del año, ya que es cuando se venden más cosas y cuando se hace una mayor caja. Todo el mundo quiere estar en una posición privilegiada para ello.

    Por tanto, los consumidores empiezan ya a recibir mensajes que les impulsan a tomar decisiones de compra. Los supermercados, ese medidor de cuando la Navidad empieza 'en serio' como fiesta de consumo, están llenos de productos navideños y los turrones, mazapanes y polvorones han ocupado ya posiciones destacadas en los pasillos (a pesar de que el cambio climático haya hecho que el tiempo sea raro y que fuera del supermercado las temperaturas sean tan agradables que no parezcan nada próximas a la Navidad). Las tiendas online ya han empezado también sus campañas de posicionamiento: ¿quién no ha recibido ya alguna newsletter recordándole que faltan tantos días para Navidad y que debería empezar ya a encargar algunos regalos?

    Las marcas se están posicionando y están dando las últimas puntadas a sus campañas para hacer de la Navidad un período de ingresos y de ventas masivas.

    En esa preparación deberían tener cada vez más en cuenta a la red. Ya no es solo que compremos online, sino que internet tiene una influencia abrumadora en todas nuestras decisiones de compra. Antes de hacernos con un regalo o con otro, ya no consultamos con la almohada, sino que lo hacemos con nuestro navegador de confianza.

    Y esta influencia es además mucho más amplia en el tiempo de lo que podría parecer. El peso de internet sobre nuestras decisiones de compra de la campaña de Navidad no se limita a los momentos en los que estamos comprando, sino que empieza antes. Lo que vemos ahora o lo que vimos hace unas semanas impactará en lo que compraremos cuando arranquemos nuestra adquisición de regalos.

    Lo que dicen las cifras

    Eso es lo que acaba de demostrar un estudio de Deloitte. El estudio se ha realizado sobre una muestra estadounidense, pero sirve para comprender cómo funcionan nuestras decisiones de compra en términos navideños más allá de lo que ocurre en ese mercado. Según sus conclusiones, los consumidores esperarán - la mayor parte al menos - a dentro de unas semanas para hacer compras, pero a pesar de todo lo que están viendo ahora online afectará a esas decisiones a futuro.

    No es la única conclusión a la que ha llegado el estudio. En la campaña de Navidad de 2017, las ventas online superarán por primera vez en el mercado estadounidense (que es la avanzadilla para los demás mercados y que funciona por tanto como una predicción de lo que pasará en los demás) a las ventas en tiendas. Se espera que el 51% de las compras de la campaña se hagan en internet, frente al 42% que seguirán siendo hechas en tienda. La cantidad es muy diferente al 47% empatado que ambos canales tenían en 2016.

    Para las tiendas físicas no será el único dato preocupante: perderán todavía más en los hogares con altos ingresos. Para aquellos que ganan más de 100.000 dólares al año, el 57% de las compras se harán online.

    Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar