Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Los de Cupertino quieren crear sus propias armas para competir con Netflix o con Amazon
1.367 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas! · Inicio Febrero 2018
  • PuroMarketing

    En los últimos años, las pautas de consumo de los contenidos audiovisuales han cambiado. Los consumidores se han acostumbrado a ver los contenidos bajo demanda y a acceder a ellos, por tanto, cuando quieren gracias a la red. Pero, además, los productores de los propios contenidos también han cambiado, creando una nueva generación de creadores y sobre todo un nuevo abanico de oferta. Netflix, Hulu o Amazon pasaron de ser simplemente el destino en el que los internautas podían ver los contenidos de otros (y de negociar por tanto con la televisión tradicional para conseguir estos contenidos) a ser el lugar en el que se encontraban con contenido original que funcionaba como polo de atracción.

    Esos contenidos originales competían directamente con los de las televisiones y lo hacían además a niveles similares de calidad. Algunas de las series que produjeron estos servicios en las últimas temporadas se han, de hecho, llevado algunos de los premios de referencia en el audiovisual estadounidense. Además de competir con la televisión, estos contenidos evidenciaban el interés de los consumidores en el contenido de calidad en vídeo en internet y ponía a estas compañías a jugar en primera línea.

    Por ello, no es de extrañar que otras competidoras del sector hayan presentado planes o ideas que podrían posicionarlas en más o menos el mismo segmento. De Google se ha dicho desde que planeaba una versión de pago sin anuncios de YouTube hasta que está inyectando dinero en sus productores de contenidos para lograr vídeos de mayor calidad. Pero Google no es la única que está intentando posicionarse también en la batalla de los contenidos audiovisuales. Apple también lo está haciendo y planea hacerlo no solo con su Apple TV sino también atacando en donde más duele a las teles de siempre: Apple también tendrá sus propias series.

    Así lo ha señalado una filtración a la revista Variety. Apple planea crear divisiones de desarrollo y de producción de contenidos, para así ser capaz de ofrecer contenidos propios audiovisuales de calidad como hace Netflix. La compañía ya habría incluso pujado por hacerse con las estrellas de un programa de la BBC que abandonaron la cadena británica (y que al final se llevaría Amazon) y ahora estaría pensando en contratar a una compañía de cazatalentos para fichar a los directivos que podrían liderar estas nuevas divisiones.

    Por el momento, a pesar de las filtraciones, no se sabe qué es lo que Apple estaría valorando producir y, como apuntan desde Variety, no se sabe si quiere lanzar sus propias series, sus propias películas o ambas cosas.

    El movimiento no sería además tan arriesgado para Apple, ya que la firma no solo lleva años comprando derechos de contenido de otros para poder incluirlo en iTunes sino que además tiene un inmenso colchón financiero que le permite experimentar con nuevas áreas sin grandes riesgos.

    ¿Qué hará con esos contenidos?

    ¿Para qué querría Apple estos contenidos? La respuesta a esta pregunta es muy amplia. Para empezar, Apple ofrece contenidos en iTunes que los consumidores pueden comprar o alquilar en el caso de los audiovisuales. La firma de Cupertino lleva años haciéndolo y fue una de las pioneras en este tipo de servicios. Los contenidos propios podrían enriquecer claramente su oferta en este sentido.

    Pero, sin duda, el destino más claro (y para el que aportaría más valor añadido) de estos contenidos propios sería la Apple TV. Como recuerdan en Business Insider, la filtración llega de hecho una semana antes de que Apple presente la nueva versión de este dispositivo. La Apple TV es un terminal que permite acceder a contenidos desde la televisión. El consumidor tiene que enchufarlo a su televisión HD, conectarlo a la red y el terminal ofrece una oferta de contenidos.

    Hasta ahora, sin embargo, y a pesar de los acuerdos que Apple ha cerrado con diferentes cadenas de televisión de pago en Estados Unidos para poder ofrecer sus contenidos (como ocurre con HBO y su versión Go), el dispositivo no ha conseguido destacar sobre la media de lo que se está haciendo en ese mercado.

    Para conseguir ser algo más que un aparatito y para competir con la oferta cada vez más variada de contenidos audiovisuales disponibles vía internet, Apple tendrá que crear una oferta de contenido propia de calidad que convenza a los consumidores. Por ello, la firma podría estar trabajando para crear su propio servicio de televisión en streaming (por el que cobraría, se dice, 40 dólares al mes). Tener contenidos propios y exclusivos sería la manera de cuadrar el círculo.

    Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar