Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Ikea ha cambiado de hecho como enfocamos el consumo de ciertos productos
Ikea, un ejemplo del rumbo y futuro del nuevo comercio
377 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Escuela de Negocios Top5 en Rankings. Becas de hasta el 65% y ayudas al estudio. Bolsa de empleo
  • Facebook Ads y Tag Manager · Julio 2017 · Presencial Barcelona y Madrid ¡Consigue tu código descuento!
  • Descubre la manera más rentable y efectiva de activar tu estrategia de marketing de contenidos
  • PuroMarketing

    "Entendemos que el mundo está cambiando y que las expectativas de los consumidores también y queremos seguir siendo relevantes". Estas son las declaraciones de Michael Valdsgaard, el máximo responsable de transformación digital de Ikea, hablando con un medio estadounidense. La compañía escandinava es una de las grandes marcas a nivel mundial. Los consumidores tienen una relación muy estrecha con sus productos, que son un tanto ubicuos y están por todas partes, y con la propia identidad de la marca, que se ha asociado a la vida moderna.

    Ikea ha cambiado de hecho como enfocamos el consumo de ciertos productos (haciendo que los muebles funcionales y baratos se hayan convertido en una de esas cosas que damos por sentadas) y también el modo en el que los compramos. Ha sido gracias a las tiendas Ikea que nos hemos acostumbrado a ciertas prácticas, como los circuitos o el tocar y probar todo, que ahora son ubicuas en ciertos sectores del consumo.

    Pero, aunque la cadena sueca ha tenido un cierto impacto sobre cómo compramos, no por ello es inmune a los cambios. Como bien señala su directivo a la CNN, han comprendido que el mundo está cambiando, que los consumidores también lo están haciendo y que ellos mismos tienen que adaptarse a ese nuevo entorno. De hecho, la compañía está probando con diferentes novedades de forma experimental para intentar comprender qué es lo que los consumidores quieren y cómo pueden dárselo.

    Sus experimentos permiten comprender además por dónde podrá ir el consumo en el mañana y pueden leerse como un análisis de tendencias que tendrán un impacto más allá simplemente de lo que ellos están haciendo. Ikea está intentando ver todos los elementos posibles ("cuantos más, mejor", dice su directivo) y va a lanzar un piloto el año próximo en el que trabajará con diferentes elementos que pueden modificar - o lo están haciendo ya - los hábitos de compra de los consumidores.

    La tienda lejos de las afueras

    Una de las tendencias de consumo recurrentes de las décadas pasadas era el ir a comprar a macrocentros comerciales en las afueras. Los consumidores se iban a grandes espacios situados en las salidas de las ciudades que capitalizaban sus compras. La tendencia está cambiando y los centros comerciales están empezando a pasar por una situación complicada, especialmente en los mercados que están dando punto de partida a la tendencia como es el caso de Estados Unidos. Ya no se quiere comprar en las afueras y ya no se quiere tener que ir lejos a hacer las compras.

    Todo esto tiene un impacto en cómo compramos y la ubicación geográfica de las cosas. ¿Es una vuelta al consumo en el centro de las ciudades? Habrá que verlo, aunque sí es cierto que se está modificando cómo se opera. Ikea está probando a abrir tiendas de menor tamaño en el centro de algunas ciudades. Las tiendas son 'mini' y no tienen ni una décima parte del tamaño de las tiendas Ikea originales. Los consumidores pueden comprar los productos o pedir online otros y recogerlos ahí. La compañía las está empleando sobre todo para llegar a aquellos lugares que no tienen una tienda Ikea cerca, pero no es difícil verlas en medio de la tendencia general.

    Tiendas pop-up

    Lo pop-up estuvo de ultramoda hace unos años, una especie de burbuja en la que todo el mundo parecía estar haciendo tiendas de este tipo en cualquier esquina. Por ello quizás el término se ha devaluado, pero no por ello debería de dejar de prestarse atención a su potencial. Ikea las usa para dar a conocer productos y servicios, como por ejemplo potenciar sus productos de cocina o de muebles de dormitorio.

    Cumplen funciones concretas y tienen un potencial a nivel de marketing. De hecho, como recuerdan en el análisis, uno de los rumores es que la multinacional planea restaurantes pop-up de sus populares albóndigas.

    Realidad aumentada

    Ikea no es la única gran multinacional que está pensando en probar con ella. La realidad aumentada es, junto con la virtual, una de esas tendencias que aparecen de forma recurrente en todos los análisis y en todas las previsiones. En el caso de Ikea, su uso tiene además bastante sentido, ya que sus productos son difíciles de probar antes de la compra.

    Con la realidad aumentada, los clientes podrán ver cómo quedarían los productos en sus hogares antes comprarlos. La compañía la integrará en una app que lanzará en otoño y que permitirá ver entre 500 y 600 productos, aunque ya ha estado incentivando el uso de la tecnología en algunas de sus tiendas en las que los compradores pueden usar realidad aumentada para visualizar cómo quedarían los muebles de cocina de un diseño.

    Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar