Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
213 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Los mejores contenidos al mejor precio ¡Descubra más de 40 millones de fotos, vectores y vídeos!
  • Prácticas profesionales, asesoramiento individualizado, headhunters, inglés Premium opcional
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • PURO MARKETING

    En los últimos tiempos, los influencers y las estrellas de las redes sociales se han convertido en una parte cada vez más importante de la estrategia de las marcas. Estos personajes se han hecho cada vez más y más populares, logrando cada vez audiencias más y más elevadas. Las historias de éxito ligadas a ellos, las estrellas de tal y cual red social, son variadas y variopintas y ha empezado a dejar de ser extraño el leer o escuchar sobre tal estrella de tal red social que dejó su trabajo para centrarse en su presencia social o que gana tanto dinero con su actividad en redes sociales.

    Pero, a pesar de estas historias y a pesar de que cada vez es menos raro escuchar testimonios como estos, lo cierto es que estas estrellas de las redes sociales tienen unos cimientos que no son tan sólidos. Como les ocurrió primero a las marcas y después a los medios, ellos también dependen - y mucho - de lo que las redes sociales decidan hacer.

    Las decisiones de estas compañías tienen un impacto directo sobre sus operaciones y pueden poner en peligro la misma esencia de su éxito. Que reajusten un feed puede hacer que desaparezcan de lo que sus audiencias reciben. Que algo no sea tan rentable como la compañía en cuestión pensaba puede hacer que desaparezcan directamente del escenario social.

    Es decir, estas estrellas tienen un control limitado de su carrera y de sus actividades, ya que las acciones de las propias firmas pueden modificar el ecosistema en el que se mueven. A pesar de su éxito y a pesar de su popularidad, viven amenazados por los cambios de rumbo que la red social en la que operan modifique por completo las reglas del juego y haga que su imperio se desmorone como un castillo de naipes.

    El caso Vine

    No hay que ver más que el último movimiento en el escenario de las redes sociales para comprender esta realidad. El cierre de Vine demuestra, entre otras muchas cosas, que los cimientos del imperio de las estrellas sociales son, al final, de barro.

    Twitter acaba de anunciar que cerrará Vine, su app de vídeos, que empezó como una estrella fugaz en el firmamento de lo social, no consiguió volverse absolutamente mainstream pero sí logró, entre medias, construir un firmamento de estrellas de las redes sociales que basaban su éxito en usar estas herramientas. Según lo que ha anunciado Twitter, Vine dejará de funcionar en los próximos meses. Los vídeos ya publicados podrán seguir viéndose y los usuarios de la app podrán descargar los vídeos que han subido en el pasado. El equipo ha agradecido a quienes han usado la app y se ha dado por cerrado el asunto. Las estrellas de Vine se quedan sin escenario.

    Algunas estrellas de Vine ya se habían estado preparando para este momento en los últimos meses. Algunas habían migrado ya de plataforma en el pasado (en 2014/2015, como apuntan viners a la NBC, ya había habido una espantada de comediantes, que cambiaron de escenarios) y otros habían estado ya recomendando a sus seguidores que los siguiesen en otras plataformas.

    "Vine podría haber puesto un poco más de énfasis en los creadores", apunta una de las estrellas de Vine al medio estadounidense. Otros señalan que Vine ya no era su principal fuente de ingresos y otros aseguran que poco importa que cierre, que la esencia de su trabajo seguirá captando a los seguidores en otros escenarios. "Es como si estás en una serie de televisión muy popular que solo estuvo unas temporadas", dice uno de estos usuarios - estrellas de Vine.

    Algo así dice también uno de los expertos en el mundo del marketing y la publicidad en redes sociales, en explicaciones para The Wall Street Journal. Es como las series: un par de temporadas son algunas las que realmente están en la cresta de la ola y las que por tanto mueven presupuestos publicitarios y otras temporadas son otras. Unos y otros tienen que cambiar de escenario.

    El 70% de las compras se deciden en punto de venta. Aprovecha la promoción
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar