Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
La principal ventaja de la primera es que aporta más funcionalidades, pero cuenta con el handicap de que es necesario descargarla
A los consumidores les da igual usar App o Web móvil, lo que quieren es simpleza y comodidad
820 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • Los mejores contenidos al mejor precio ¡Descubra más de 40 millones de fotos, vectores y vídeos!
  • PURO MARKETING

    El consumidor actual es móvil, y de hecho, para 9 de cada 10 internautas, es el smartphone su dispositivo favorito de acceso a Internet. Esto quiere decir que el teléfono móvil es utilizado en cualquier momento y lugar para realizar acciones antes reservadas al ordenador, desde investigar una compra, hasta realizar una reserva, desde actualizar las redes sociales hasta comprobar el extracto bancario.

    En ese panorama, las marcas han tenido que adaptarse a esa experiencia móvil, con diseños responsive y/o apps específicas, pero siempre surge la duda de cuál de las dos opciones (web móvil o aplicación) es la favorita de los usuarios. Según una nueva encuesta de Quixey, a los consumidores les da igual una opción u otra, siempre y cuando suponga una buena experiencia, cómoda y cohesionada.

    Las aplicaciones cuentan con una desventaja clave, que es la necesidad de descargarlas. De hecho, solo el 12% de los encuestados afirmó que seguiría prefiriendo descargarse una app si pudiera tener todas esas funcionalidades sin necesidad de bajarse nada. Además, a la mitad de los internautas les disgusta usar apps móviles por dos razones principales: ocupan mucho espacio en la memoria del móvil (26'1%) y resultan lentas o tienen un funcionamiento poco consistente (23'6%).

    Sin embargo, los encuestados también reconocen que las aplicaciones cuentan con características y funcionalidades más prácticas, la principal razón por la que los usuarios prefieren las apps sobre la web móvil (34'4%), seguida de cerca por la experiencia de usuario que aportan (28'4%).

    En cuanto a la web móvil, sus principales ventajas son, según los encuestados, que uno tiene acceso a todo en un único lugar (32'5%), que no es necesario instalar nada nuevo (23'3%) y que no hay que saltar entre múltiples apps para hacer diferentes cosas (10'6%).

    En general, el informe muestra que la experiencia móvil actual está dividida. En sus propias palabras: "Para los consumidores es más importante poder usar el móvil para hacer lo que quieren, cuando y donde quieren, que el hecho de utilizar la web o una app. La web móvil proporciona una gran cantidad de información, pero no puede aportar todas las funcionalidades de las apps, que favorecen una mejor experiencia de usuario. Por el contrario, las aplicaciones son, hoy por hoy, piezas aisladas que no trabajan de forma conjunta y cohesionada. A medida que los smartphones se convierten en la principal herramienta de los consumidores para realizar todo tipo de tareas, será esencial hallar una manera de ofrecer todas esas funciones sin necesidad de las apps. Necesitamos crear un ecosistema que no se ligue estrechamente a las apps, pero sí a la información dinámica y en tiempo real que los consumidores precisan para realizar sus tareas vía móvil".

    Por otro lado, la encuesta también indaga sobre el uso de bloqueadores de anuncios y halla que su uso está muy extendido entre los millennials (el 83'8% usa algún tipo de bloqueador), pero apenas lo está entre el resto de generaciones (en el caso de aquellos entre 45 y 68 años, solo el 16'9% los usa). Las principales razones para usarlos son que los anuncios tienen un impacto negativo en su experiencia (29'9%), que ralentizan dicha experiencia (14'8%) o que no son relevantes para ellos (10'1%).

    La web móvil se prefiere para buscar información, pero la app para marcas que usamos habitualmente

    Datos de otro informe de Millward Brown vuelven a mostrar esa división de uso entre web y app, así, si se analiza la audiencia móvil de las principales empresas, las cifras de acceso entre ambas opciones son prácticamente iguales.

    Pero lo más interesante es que decantarse por una u otra posibilidad depende del tipo de tarea que queramos realizar y el sector de la empresa en cuestión. Los usuarios prefieren los buscadores para tareas intensivas de búsquedas de información o comparación de productos y precios, mientras que las apps triunfan en aquellas industrias en las que el engagement ocurre de forma más frecuente.

    Por eso en sectores como el de productos electrónicos, hoteles o industria automovilista, los consumidores suelen preferir la web móvil (al fin y al cabo, se trata de compras ocasionales y la interacción con la marca finaliza cuando realizamos la compra o reserva), pero la aplicación es más usada en sectores como la banca online, el retail o las telecomunicaciones (cuando es más cómodo contar con la app para comprobar los consumos personales, por ejemplo).

    Plan de Becas. Titulación Universitaria. Prácticas profesionales garantizadas. Bolsa de empleo
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar