Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
1.176 Shares
  • Eugenio Rui creador y director de Universo Marketing. Autor, Coach, conferencista, Amante del marketing...
  • Descubre la manera más rentable y efectiva de activar tu estrategia de marketing de contenidos
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • PuroMarketing

    Desde grandes empresas hasta los pequeños emprendedores online deben tomar una decisión; utilizar el correo postal tradicional o hacer email marketing. ¿Dónde basar la decisión?.

    Con el auge de los medios electrónicos las grandes marcas y empresas compiten por la conquista de espacios online que algunos años atras consideraban pequeña cosa. Los pequeños emprendedores online tentados por los bajos costos y la rápida medición de resultados han volcado grandes esfuerzos a crear campañas de email marketing para alcanzar los diferentes nichos del mercado.

    Por un lado el uso de esta herramienta de marketing digital tiene una insuperable ventaja para los pequeños emprendedores y es que basado en los bajos costos tienen la oportunidad de alcanzar nichos de mercado antes innimagiandos y competir de igual a igual en ese ámbito con empresas de grandes presupuestos.

    Pero hay una realidad innegable. El email marketing y los medios digitales de enviar contenidos no gozan de la misma confianza que el correo postal tradicional. 

    "Los consumidores no confían en los nuevos medios tanto como en el correo tradicional cuando se trata de información personal. Se sienten más seguros con el correo directo porque lo pueden tocar, abrirlo en privado y guardarlo más fácilmente", explicó el vicepresidente de marketing de productos de Epsilon, Warren Storey. 

    La gran cantidad de contnidos que "viajan" a travez de la red hace que se le haga muy difícil al consumidor detectar cuál de esas ofertas es conveniente y cuál una mera estafa. y ante la duda decide no comprar o no pasar a la acción solicitada en la oferta recibida.

    Pero hay una realidad todavia más relevante y trascendente que tiene que influir en la decisión de invertir en marketing postal tradicional, a pesar de su mayor costo en comparación con el email marketing.

    La razón fundamental de la conveniencia del marketing postal tradicional es que el email tiene una vida útil muy efimera. En la misma casilla entra uno y luego decenas, luego cuando hay una serie de email acumulados se produce un regimen de selección y si no se pasa ese filtro el email va directo a papelera, incluso sin ser abierto.

    En cambio el correo tradicional es mucho más formal y dificilmente se envie a la basura. El factor fundamental es su tangibilidad, y esa sola razón hace que el porcentaje de apertura y lectura sean mucho más altos y su efectividad mayor. Y además la vida es mucho más larga ya que al ser, prescisamente, tangible, luego de abierto puede ser guardado y vuelto a consultar en un futuro. Algo que rara, muy rara vez pasa con un email.

    Esos son solo algunos datos a tener en cuenta al momento de decidir donde colocar los recursos y la inversión en marketing. El costo, muy inferior en el email marketing y la eficacia en el correo tradicional.

    Es una custión de elegir, pero debes recordar que en este tipo de dicisiones va el futuro de un negocio.

  • Comentarios (1)
    • Publicado el 20-09-2016
      ¡Hola! Estaba pensando en comenzar una pequeña campaña utilizando el correo ordinario, y con este artículo me he decidido. Hoy en día recibimos tantos mails comerciales, que muchos los eliminamos sin siquiera leerlos, y no dan confianza. Veremos qué resultados obtenemos con el correo ordinario :)
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios