Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
224 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Tu escuela de negocios online especializada en el desarrollo ejecutivo de tu perfil profesional
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • PuroMarketing

    El boom de los adblockers se ha convertido en un problema para la industria, que tiene que no solo enfrentarse a ellos sino también está viendo como los consumidores están siendo cada vez más seducidos por estas herramientas. Los adblockers impiden a las webs que sirvan publicidad de display (banners y similares) y hacen que los formatos que los consumidores han odiado a lo largo de estos últimos años, como popups y similares, desaparezcan. De este modo, los consumidores se sienten mejor navegando por la red y de este modo también pagan justos por pecadores y se desequilibra el cómo funciona internet. Al desaparecer los anuncios, los medios y los soportes online se quedan sin su principal fuente de ingresos.

    Según apuntaba el responsable de Adblock Plus, Till Faida, en un foro de The Wall Street Journal, los adblockers han llegado para quedarse ya que los consumidores están hartos de la publicidad online y de que sea tan intrusiva y tan molesta. Los anuncios ralentizan su experiencia de navegación y, además, invaden muchas veces su privacidad, o eso es lo que hace que los usuarios rechacen la publicidad según las palabras de Faida.

    Adblock Plus ha alcanzado ya la cifra mágica de los 100 millones de usuarios activos en todo el mundo. "Los consumidores están diciendo alto y claro cómo se sienten ante cómo funciona el actual sistema de la publicidad online y están buscando mejores alternativas", apunta, como recoge el Journal. "Puede dar miedo al principio a los editores, pero creo que hay una gran oportunidad aquí para seducir a los consumidores de vuelta", añadía.

    Lo cierto es que hasta ahora medios, anunciantes y soportes publicitarios han tomado decisiones dispares en lo que a los adblockers respeta y ante cómo cambiar las cosas para hacer que sean mucho más 'friendly' para los consumidores y mucho menos proclives, por tanto, a empujarlos en brazos de los adblockers. La verdad es que pocos han optado por reducir el número de anuncios o por optar por una nueva vía (y el debate sobre si a los medios les espera un futuro sin anuncios no es muy conclusivo) y en general se han posicionado de forma activa y agresiva en la lucha directa contra estos sistemas. Los medios han empezado campañas de bloqueo en el acceso a los contenidos (si tienes adblocker no podrás ver los contenidos), campañas de concienciación, campañas de presión contra los adblockers y campañas judiciales (hasta ahora no favorables a los medios) contra las firmas detrás de estos sistemas, que pasaron de ser en los últimos años una simple curiosidad minoritaria a convertirse en su enemigo favorito.

    Hasta ahora quien no había tomado una parte decisiva había sido Google, que no había entrado en la guerra hundiéndose, por así decirlo, en el fango hasta las rodillas. Google es el gigante de la publicidad en internet y el responsable de posiblemente la mayoría de los anuncios que vemos cada día. La compañía es también, por ello, unas de las grandes perjudicadas del boom de los adblockers, que atacan directamente una de sus principales líneas de negocio.

    Lo que Google hará

    ¿Qué es lo que planea Google? Por el momento no se sabe nada concreto, aunque sí que será algo. Puede sonar demasiado vago y demasiado irrelevante, pero en realidad no lo es. Que Google entre en la guerra podría cambiar mucho el equilibro de las cosas.

    Google ha ido señalando, declaraciones de sus directivos mediante, que es cada vez más importante que la industria de la publicidad enfrente el boom de los adblockers y el impacto que tienen en su día a día. Ahora Google, como está apuntando la prensa anglosajona, planea pasar de las palabras a la acción y está tabajando en algo que modificará las cosas. ¿Qué será ese algo? Posiblemente, se trate de un cambio que hará que exista una política de anuncios aceptables nueva y que podría ser una piedra de cambio que modifique por completo cómo serán los anuncios online que se verán en el futuro.

    Como confirman fuentes de la industria a Business Insider, Google quiere cambiar las normas en lo que a anuncios se refiere y quiere que estas nuevas normas tengan un impacto generalizado. La compañía se habría reunido ya con diferentes voces de la industria para debatir el modo en el que las palabras se podrían convertir en hechos. Es todo lo que se sabe (Google, como suele ser habitual, no suelta prenda) aunque las cosas podrían cambiar en breve. Se espera que Google presente un macroestudio sobre publicidad en internet en las próximas semanas y que ese estudio sea la base sobre la que se asiente el cambio.

    ¿Cuál será el cambio? En Business Insider barajan tres posibilidades, las tres con diferentes grados de impacto. La primera sería que Google cambiase su propia política en lo que es aceptable o no en los anuncios, lo que tendría un impacto directo en cómo se ve la publicidad en sus sites y en los sites que usan sus servicios publicitarios. La segunda sería que Google crease una política de lo que es recomendable o no y la implantase a nivel internet (lo cual no es tan difícil, si se tiene en cuenta que controlan la mayoría del negocio y que tienen una poderosa influencia global). La tercera sería que Google lanzarse las normas pero que un tercero, como una asociación como el IAB, la implantase.

    Sea como sea, Google se habría estado ya preparando para esto durante años y estaría más que motivado ahora para actuar. Al fin y al cabo, el uso de los adblockers ha empezado a ser ya de nivel preocupante.

    La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar