Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
La mayoría de anuncios en vídeos online se cuentan como vistos, cuando en realidad no ha contado con la atención del consumidor
En serio ¿Realmente vemos los anuncios de los vídeos online?
366 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • Comunicación empresarial, estrategia y dirección para los responsables de la comunicación de hoy
  • PuroMarketing

    Una de las experiencias más frustrantes ante las que tiene que enfrentarse prácticamente cualquier internauta que esté en cualquier momento viendo contenidos en la red es la de tener que ver publicidad en los vídeos online. Poco importa la plataforma que use para acceder al contenido y poco importa cómo intente visualizar el mismo, el anuncio estará ahí al acecho. Tanto da que lo esté uno viendo o dónde, un anuncio aparecerá antes de que se pueda ver el contenido y hará que el usuario tenga que esperar a que el mensaje de la marca acabe, pacientemente, para poder conectar con lo que realmente quería ver.

    Pero ¿realmente vemos esos contenidos publicitarios que aparecen antes de que el contenido que realmente que queremos ver empiece? ¿O en realidad estos contenidos no son más que simplemente una papeleta que hay que cumplir y que evitamos todo lo posible?

    Solo hay que pensar en los propios comportamientos cuando nos enfrentamos a este tipo de contenidos y a este tipo de anuncios. Pocas son las ocasiones en las que llegamos al final del anuncio. En cuanto aparece el aviso que permite abandonar el visionado de la publicidad y pasar directamente al contenido que nos interesa, se hace directamente clic en el mismo.

    Y todo ello lleva a pensar en las condiciones reales cuando se llega al final de la publicidad. ¿Estamos realmente viendo esos anuncios cuando en teoría los estamos viendo? Muchos de los anuncios que se sirven con vídeo online son 'insaltables'. El consumidor tiene que llegar hasta el final si quiere poder acceder al contenido y no hay atajos que permitan saltarse esos mensajes y llegar al final antes. No se puede reducir el impacto de la publicidad y no se puede ir por un camino más corto para conseguir evitar algo que no interesa, pero eso no quiere decir que los usuarios estén realmente viendo esos mensajes.

    Las tretas que se pueden seguir para evitar esos contenidos y para dejar de ver esa publicidad que no interesa son muchas: se puede quitar el sonido a los anuncios, se puede directamente dejar en una pestaña que no se esté viendo ese contenido, se puede aprovechar para hacer cualquier otra cosa? El anuncio cuenta como visto, pero en realidad no ha contado con la atención del consumidor.

    Este camino lleva a un punto concreto y hace que se abran muchas más preguntas. ¿Cuál es exactamente el problema de la publicidad en vídeo? ¿Y por qué se están logrando resultados que en realidad es muy probable que no sean tan gloriosos como podría parecer?

    El problema es que la publicidad es simplemente intrusiva y molesta

    El problema de la publicidad que aparece ligada a los vídeos online es que, al final, resulta más molesta que ninguna otra cosa. Aunque las cosas han ido mejorando un poco desde hace unos años y hay prácticas que han dejado de ser recurrentes (como, por ejemplo, meter el mismo anuncio que se usaba en la televisión como anuncio de vídeo, aunque los dos medios funcionan de forma completamente diferente), todavía queda mucho camino por recorrer y los internautas siguen en la misma posición que ocupaban en el pasado. Están (aún y cada vez posiblemente más) muy hartos de la publicidad de los vídeos online.

    Las marcas están tirando piedras contra su propio tejado, haciendo que los anuncios sean poco atractivos, demasiado largos y muy poco seductores. Los medios, esos mismos medios que están desesperados por encontrar nuevas vías de ingresos, están haciendo otro tanto, ya que están haciendo que la que podría ser una poderosa fuente de ingresos se quede convertida en un nuevo foco de tensión con sus receptores. Los anuncios en vídeo aparecen muchas veces delante de vídeos que, en realidad, el medio no posee (muchos son los medios que ponen sus propios anuncios dentro de vídeos de YouTube) o que tienen duraciones miserables, muchas veces incluso menores que las del propio anuncio en sí. Todo ello hace que el consumidor se sienta en cierto modo estafado y que su percepción de los anuncios de vídeo online empeore.
    La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • Comentarios (1)
    • Publicado el 11-12-2016
      Personalmente en el equipo de escritorio uso bloqueadores de publicidad precisamente por que siempre me ha parecido un poco intrusiva la publicidad de Youtube. Curiosamente no recibo ninguna en mi dispositivo móvil.
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios