Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Por qué la marca personal es clave para que tus compañeros te recomienden para un trabajo
806 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Fórmate con IMF y consigue una doble titulación IMF + Universidad Camilo José Cela
  • Estratégica y táctica en Social Media y CM, Content, Marketing Digital, RRPP y Digital Analytics
  • Escuela de Negocios Top5 en Rankings. Becas de hasta el 65% y ayudas al estudio. Bolsa de empleo
  • PuroMarketing

    La marca personal es uno de los activos en los que tienen que trabajar los profesionales. En realidad, es algo en lo que ya se trabajaba desde siempre, aunque no se le hubiese puesto exactamente ese nombre. Al fin y al cabo, uno siempre se ha preocupado por la imagen que transmite en el trabajo y por cómo esa imagen modifica el modo en el que los demás nos perciben. Pero la llegada de internet y de todas las herramientas que operan y funcionan en este entorno ha tenido un efecto también en la marca personal y en el modo en el que se trabaja con ella: la presión por tener una cierta imagen es mucho mayor (ahora estamos expuestos durante todo el tiempo) pero también se han creado herramientas y servicios que hacen mucho más fácil trabajar en la marca personal, crearla y mantenerla.

    Aunque el interés por ella viene, sobre todo, marcado por un hecho determinante: la marca personal se ha convertido en el elemento que funciona como una avanzadilla y como un embajador cuando se está buscando empleo. A la hora de captar talento y de fichar a los diferentes profesionales que se espera incorporar a la plantilla, los responsables de recursos humanos echan mano de diferentes herramientas y confían en la marca personal de los candidatos como una guía para separar el grano de la paja.

    La situación es quizás incluso más importante y decisiva de lo que se podría imaginar, ya que el descubrimiento de talento está muy ligado (más de lo que se podría pensar) a lo que los demás dicen de uno. Esto es, los responsables de recursos humanos emplean de forma masiva el sistema de las recomendaciones y las referencias. A la hora de contratar a un profesional, echan mano de lo que otros profesionales les dicen y de las recomendaciones de personal que otorgan. Y, al fin y al cabo, estos profesionales recomiendan a quienes consideran que son trabajadores solventes y sólidos: echan mano de aquellos profesionales que conocen que tienen una mejor marca personal.

    Por ello, se podría decir que el trabajo de crear una marca personal como profesional empieza casi en casa. Uno tiene que ser capaz de posicionarse de forma positiva y destacada no solo de cara a la galería, sino también dentro de donde uno trabaja. Y esto implica que la marca personal tiene que ser sólida, tiene que estar basada en la realidad. De poco sirve venderse como un experto cuando no se es, porque quienes trabajen con nosotros verán el humo y harán que el mensaje caiga como un castillo de naipes.

    Las recomendaciones más valiosas

    Según un estudio de SilkRoad, que recoge FastCompany, las recomendaciones de los propios empleados son la primera fuente de contratación. Son lo que está detrás del 30% de las contrataciones en general y el 45% de las que se hacen desde fuentes internas. A los responsables de recursos humanos, estas recomendaciones les parecen especialmente valiosas porque las otorgan personas que ya conocen a la empresa, su cultura y el modo en el que se organizan. "Es por ello que las recomendaciones de los empleados tienen un ratio probado de éxito y una conversión excelente", añade.

    Y, de hecho, se está empezando a crear programas de recomendación dentro de las empresas para facilitar que los propios empleados incentiven a sus contactos a que postulen por ciertos puestos. La cuestión no es realmente complicada: simplemente hay que abrir la mano a que los trabajadores puedan compartir fácilmente las ofertas que se lanzan en sus perfiles sociales.

    A eso se suma que las recomendaciones internas hacen que el proceso sea más rápido. Las fuentes externas de candidatos hacen que se necesite cuatro veces más candidatos para hacer la criba de los que llegan a la entrevista y dos veces más entrevistas para encontrar al trabajador perfecto.

    Especial énfasis en la dirección de arte para editoriales de moda, publicidad, pasarelas y showrooms
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar