PuroMarketing - Las últimas tendencias del Marketing, Publicidad, Redes sociales y los mejores contenidos en Español. Actualidad y noticias de Marketing

Menu

Contenidos

Ayuda

La Espiral del Silencio en la web 2.0

Publicado por Amaya Morlans en Marketing Digital hace 2 años
Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas con especialización en Comunicación Corporativa. Técnica en Marketing Digital y Ecommerce.
PuroMarketing

Es fascinante cómo una teoría comunicativa que se formuló en un contexto analógico y casi de "blanco y negro" sigue muy vigente en nuestros días y es aplicable en la web 2.0. La Espiral del Silencio fue formulada por la alemana Elisabeth Noelle-Neumann en la década de los setenta y es estudiada en contextos de comunicación política y de opinión pública.

Elisabeth Noelle-Neumann dice que la opinión pública es una forma de control social en la que los individuos adaptan su comportamiento a las actitudes predominantes sobre lo que es aceptable y lo que no. La teoría de la Espiral del Silencio explica que la mayor parte de las personas tienen miedo al aislamiento y al manifestar sus opiniones primero tratan de identificar las ideas dominantes para luego sumarse a la opinión mayoritaria. En este supuesto la principal fuente de información serán los medios de comunicación y estos definirían el clima de opinión sobre los asuntos de actualidad.

Cabrían numerosas reflexiones y análisis en profundidad sobre este tema, pero voy a concretar en algunos puntos específicos que me interesan para apoyar mis afirmaciones, así quedará abierto al debate y porque si no el post resultaría infinito.

Ya no se puede decir que internet sea un medio de minorías, está presente en la sociedad e influye en ella notablemente, es una pata fundamental que articula la opinión pública de hoy en día y resulta lo suficientemente importante como para ser susceptible a la teoría de la autora.

¿Cómo se observa el fenómeno Espiral del Silencio en internet? El ejemplo más claro lo encontramos en los botones de compartir que se hallan en las redes sociales, en blogs y cualquier sitio web que se precie. El gesto de compartir algo responde grosso modo a la expresión de una opinión que una persona ha manifestado con anterioridad, de manera que al no generar ese contenido uno mismo y viniendo de otra persona se difumina la responsabilidad de la información y se corrobora porque se comparte de una fuente reputada. Uno de los indicadores que nos llevan a pensar que la información difundida está consensuada es el número de seguidores que tiene esa persona y las veces que se ha compartido esa información (retuits, likes, etc.). Otro ejemplo muy sencillo está en los trending topics de Twitter.

Por esta razón los líderes de opinión desempeñan un papel tan importante y la consecuencia más inmediata es efecto "bola de nieve" de sus
afirmaciones. En esta ocasión no vamos a tener en cuenta al usuario que firma como anónimo o con sobrenombre, ya que quien es realmente relevante para la opinión pública en internet son las personas que se exponen abiertamente a la audiencia.

¿Quiénes son los líderes de opinión en la red? Este es el quid de la cuestión. ¿A cuántas personas que seguimos en Twitter o LinkedIn conocemos en persona? La respuesta es a casi ninguna. En la red es sencillo encontrar datos sobre el emisor, tanto personales como profesionales, y esta información virtual es la que valida en gran medida las opiniones vertidas por el autor. Las credenciales aportadas en extractos y perfiles en diferentes sitios web, el número de followers, la cantidad de información que ha generado, etc. nos son suficientes para confirmar que esa persona es un líder de opinión; así ya podemos compartir y recomendar sus afirmaciones alegremente.

Un ejemplo de la importancia del "cuánto" en la red lo encontramos nuevamente en Twitter, ¿porqué sino hay gente que recurre a la compra de followers?

Son cuentas con pocos seguidores o no con los suficientes como para que su opinión sea percibida como consensuada, creen acertadamente que por tener pocos seguidores su opinión será menos valida, o dicho de otra manera, que su mensaje tendrá menos alcance, es el mismo discurso que corrobora la Espiral de Silencio en la web 2.0. Hay que indicar que las técnicas de socialización las tenemos todos interiorizadas, aunque no seamos conscientes de ellas.

Por último, les dejo una reflexión, que es la razón por la que he escrito este artículo de opinión. La responsabilidad social que recae sobre líderes de opinión pública en internet. Les invito a hacer un análisis individual de las afirmaciones que vertimos en público en un medio masivo como internet, porque según acabamos de ver pueden tener una repercusión importante para muchas personas e incluso empresas. El ejemplo más claro lo encontramos constantemente en nuestro ámbito profesional, cuando un miembro reputado del Social Media afirma que esta red social no funciona, qué esta aplicación tiene defectos, que la tendencia del uso de una tecnología es decreciente, que esto sí y esto no. Por supuesto que las afirmaciones en positivo tendrán buenas consecuencias para los que son objeto de la alagación, pero ¿qué ocurre con la parte que recibe peores críticas o con la parte que no recibe crítica alguna? Según Elisabeth Noelle-Neumann la omisión de información conlleva el aislamiento de la misma, condenándola a no ser expresada por nadie más, por miedo a llevar la contraria a la mayoría.

En unos momentos tan difíciles como los que estamos viviendo, recordamos que el autor responde ante una audiencia que valida cualquier suposición que provenga de una fuente reconocida, transformando una opinión personal en un veredicto, que puede suponer el éxito o el fracaso de una entidad.

  • Comentarios (2)
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios
  • marketing,publicidad,social media,marcas,anuncios,branding,marketing viral,email marketing,video marketing,neuromarketing,marketing online,marketing digital,marketing noticias,anunciantes,agencias