Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
¿Es real todo aquello que nuestros clientes publican, o es solo un mundo fantasioso e irreal?
230 Shares
  • Soy Mayra Alejandra Castillo, Administradora de negocios y especialista en mercadeo, una mujer emprendedora...
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Las técnicas del marketing online, con el máster más prestigioso. UPF Barcelona School of Management
  • Selecciona contenidos y crear de forma sencilla tus eBooks en PDF
  • PURO MARKETING

    Las empresas cada vez tienen más acceso a la información de sus consumidores, pero, ¿es real todo aquello que nuestros clientes publican, o es solo un mundo fantasioso e irreal? El nuevo mundo digital ha llevado a una revolución, no solo de la relación con las personas, sino, a darle al mercadeo una nueva plataforma para explorar, y generar productos y campañas mejores, más acertadas y guiadas a su público objetivo, es así, como se dejó atrás la publicidad tradicional, para sumergirse en un mundo virtual más ventajoso, con mejores beneficios y que sin duda, catapulta aún más el éxito de los productos, da a las compañías información que antes era inimaginable obtener y que hoy sabemos ¿quién? ¿Donde? ¿A qué hora? ¿Como? ¿Con quién?, nuestro consumidor interactúa con el producto y su primera reacción; son toneladas de información que nos llega en un instante y que debemos tener la suficiente capacidad para procesar, analizar y crear productos y estrategias cada vez mejores. Los productos se exponen a los críticos más fuertes y cada día se debe trabajar por minimizar el margen de error.

    A pesar de todo esto, hay algo que aún no sabemos, y es que tan real se convierte toda esta información que comparten, todos estos sentimientos, frustraciones y alegrías que generan un producto en el mundo digital. Se ha dicho que cuando hablamos de comportamientos de compra, casi siempre las personas buscan productos aspiracionales, que los hagan sentir mejor y que hagan crecer su estatus y nivel de satisfacción, muchas veces impulsados por el deseo de obtener aquello que difícil mente podrían alcanzar.

    Aquí va una experiencia mía, para entender, que la información que en ocasiones obtenemos de los patrones de comportamiento de las personas cuando navegan en internet, no se ajustan perfectamente a la realidad.

    Yo en ese momento, una estudiante de universidad, sin un ingreso fijo y estrato medio, me encontraba realizando un trabajo investigativo sobre una plataforma de compra de artículos online, empecé a explorar la página, para conocer su funcionamiento, busque algunos productos, entre ellos, se me ocurrió mirar artículos de una marca de relojes muy costosos, y bueno, digamos que la mente humana se place mucho viendo productos que le gustaría tener, aun sabiendo que por su valor son casi inalcanzables para su posición, sin embargo, decidí explorar la página, sus contenidos, servicios y demás, hice algunos intentos de compra de estos productos y en un segundo casi inmediato, Facebook detecto que yo era una compradora potencial de este tipo de relojes y empezó a invadir mi página de inicio con lindos y ostentosos relojes que el creyó que me gustarían comprar, y sí, me gustaría, pero si hubiese entrado a mirar mejor mi perfil y mis otros registros, entendería que no soy una persona en ese momento de comprar un reloj con esas características por su alto valor; ¡Sí! Facebook supo yo que buscaba en internet, pero ¿supo las razones por la que lo hacía?, No lo creo; ¡Sí! Facebook Sabe segmentar su público y conoce muy bien lo que haces, pero ¿sabe realmente que quiere ver el consumidor? ¿A cuántos no les pasa que hacen búsquedas por conocer de algo que no es de su interés? Esto claramente empieza a perfilar a las personas dentro de ciertos segmentos que a la final no concuerdan completamente con la realidad.

    Es claro que muchas de las personas muestran en sus redes sociales una vida aspiracional, creo que casi nadie quisiera mostrar que tiene pocos recursos, que no es feliz y que no se divierte, por el contrario, la gente publica y muestra aquellos acontecimientos, que causan un nivel de aceptación en la sociedad mayor y que las hace sentir más incluyentes, y es allí donde debes lograr entender que el mundo digital no es 100% real, que hay márgenes de errores en la segmentación, que las personas pueden comportarse de una manera distinta en ese mundo, que les brinda mayor confianza para relacionarse y sentirse aceptados, y que si los conocemos en persona, con sus verdaderos problemas y sus verdaderas felicidades y emociones, nos encontraremos con comportamientos y preferencias distintas, lo que nos ayudaría a idear productos realmente acordes a sus necesidades y que los satisfaga plenamente en sus verdaderos deseos.

    ¡Claro! El mundo digital es una plataforma genial, nos ha ayudado a tener segmentos claros de nuestros consumidores, a tener una relación más directa con ellos y llegar de una manera más rápida, pero, debemos tener en cuenta que es otro mundo, que como podemos encontrar perfiles muy bien definidos habrán otros no tan acorde, debemos entender, que no es confiar ciegamente en bases de datos que me dicen quien es exactamente mi público, debemos dejar un poco a la duda y apoyarnos con otras prácticas de conocimiento a profundidad de nuestro cliente y no dejar todo en manos del mundo digital.

  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar