Diario Digital Líder de Marketing, Publicidad y Social media en Español

closed
Iniciar sesión
AdBlock Plus detectado!
  • Hemos detectado que navega a través de nuestro sitio web utilizando un sistema de bloqueo de publicidad. Desactive sus funciones para poder navegar libremente

    Entienda que la presencia de anunciantes en nuestro sitio web, es importante para poder ofrecerle siempre los mejores contenidos y el acceso a los mismos de forma gratuita

    Para acceder a nuestros contenidos, por favor, desactive su plugin y actualice esta págiona

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies

Sobre el Autor
Licenciado en Diseño Gráfico y Publicidad por la Universidad de Buenos Aires. Lleva vinculado más de 17 años al mundo de la publicidad, el marketing y la tecnología, trabajando para agencias de Argentina, Estados Unidos y...
  • Patrocinados
  • ¡Hasta 75% de beca, sólo este mes!
  • Envía emails a tus contactos de forma segura, sin Spam. Pruébalo!
  • Fórmate en el área de mayor crecimiento online
  • Máster SEO - SEM Profesional
  • Máster en Social Media Marketing
  • Empresario, ¿qué tan social es tu empresa?

    11-06-2012 (09:18:30)
    Empresario, ¿qué tan social es tu empresa?

    De todos aquellos empresarios que a lo largo de estos años o meses, han hecho dar el salto a sus empresas dentro de las redes sociales, una buena parte de ellos, no cree realmente en el potencial de estas herramientas. Están allí llevados por la fuerza de la ola, o incitados por consultoras con más bien pocos escrúpulos.


    Sin embargo, estas mismas agencias no le han advertido a estas empresas que están poniendo encima de ellas una mochilla que ahora deberán cargar y soportar estoicamente, sin haber entrenado antes para llevarla sin esfuerzo.


    Hace poco escribí una conversación mitad verdad mitad mentira, con un empresario que cayó en esta trampa.


    Los beneficios de estar de manera correcta, ya los has leído en un sinfín de oportunidades. Pero pocos te cuentan que estar no creyendo en lo que haces, o haciéndolo mal, puede significar, además de una pérdida de tiempo y dinero, un riesgo muy grande para tu empresa y su imagen pública.


    Aún a riesgo de parecer extemporáneo, te propongo dejarte algunos consejos que analices en voz baja, para saber si tu empresa es lo suficientemente social como para dar el salto.


    • Es tan riesgoso “vender” mucho como no vender nada: como siempre, el equilibrio justo es difícil de conseguir, pero debes entender que la gente no está dentro de las redes sociales para que invadas su espacio con tus promos y autobombo. Sin embargo, si tienes una oferta de la que puedan beneficiarse tus seguidores, no está mal publicarla. ¿Cada cuánto? tu sentido común te lo debería poder contestar, pero 9/1 no es una mala regla. Cada 9 actualizaciones de interés, 1 relacionada con tu empresa.
    • ¿Has hecho tu simulacro de crisis? Si la velocidad de las redes sociales no te han dejado espacio para la reflexión, te recomiendo que más pronto que tarde, dediques un tiempo para apuntar en un papel, aquellos errores que sabes muy bien que estás cometiendo. A cada uno de ellos, ponle por escrito y de la manera más sincera posible, una respuesta. Además, deberías plantearte si cada uno de esos puntos, tiene o tendrá una solución a futuro. ¿Y para qué caer en este acto de masoquismo? Porque ten por seguro que en cuanto abras tus perfiles en las redes sociales, alguien te lo echará en cara. Y lo peor que te puede pasar es que no respondas a esa inquietud de tus clientes.
    • No exageres: si eres una pyme, dando tus primeros pasos en las redes, no tienes porque estar en TODAS las plataformas. Basta con que hagas un análisis de dónde está tu público objetivo y asignar tus recursos a esa red. De a poco, podrás ir sumando otros perfiles y analizando sus resultados para destinar más tiempo a aquellas que te sean más rentables.
    • Monitoriza sólo lo que sea útil: lo bueno de las actividades en Internet es que todo se puede medir. Y lo malo de Internet es exactamente eso. Es tal la cantidad de datos que se pueden extraer de tus acciones en redes sociales que si te dedicas a verlas todas, necesitarás días de 30 horas. Márcate unos objetivos y extrae sólo los datos que te sean útiles para ver si estás consiguiendo esos objetivos. Todo lo demás, es ruido.
    • Integra a tu mejor cliente: ¿Qué quién es tu mejor cliente? Tus empleados. O por lo menos, deberían serlo. Si vas por las redes declarando lo “social” que es tu empresa, pero después tienes bloqueados los accesos a las redes a tus empleados; algo no cuadra. Debes establecer una política de uso de sus perfiles privados, que pueda integrarse de manera natural, dentro de los objetivos generales de la empresa y formar un equipo. El ejemplo perfecto de esto es TwelpForce de Best Buy.
    • Implícate de manera directa: no vale de nada todo lo que hagas si luego delegarás toda la responsabilidad en un community manager sin soporte. Puedes tener al mejor experto en redes sociales, pero si no le brindas apoyo corporativo para poder responder, y presupuesto para poder actuar, nada dará resultado. Como dueño de la empresa, debes ponerte al frente de todo lo que se haga en las redes sociales. Nadie conoce mejor que tú la historia y los objetivos de tu empresa.
    • No trates de ser lo que no eres: ¿qué obviedad, no? Sin embargo, vemos todos los días empresas mostrando en las redes, algo que ni de lejos representan en el mundo real. Más allá de no respetar la verdadera imagen de tu empresa, impulsarás al cliente a una decepción segura, que te significará, una también casi segura crisis de reputación en las mismas redes donde has mentido sobre tu naturaleza.
    • Ten paciencia: este es mi consejo más importante. Ahora la desesperación es medir el ROI (retorno de la inversión) de todas y cada una de las acciones en redes sociales. Sin embargo, independientemente del retorno económico que puedas conseguir con tu presencia, debes entender esto como un cambio de paradigma, donde lo que estás haciendo es cambiar el estilo de comunicación. Existen parámetros de sentimiento y percepción de marca, que son imposibles de medir en números.

    En mis conferencias siempre digo que más allá de lo complicado que quieran hacértelo ver, para transformarte en experto en redes sociales sólo necesitas tres cosas: ganas, sentido común y buen gusto.


    ¿Tienes esas tres cosas? Adelante. Fórmate con alguien de confianza que te de las bases para hacerlo de manera correcta, y todo lo demás viene solo.


  • Patrocinados
  • ¿Necesitas una imágen? ¡Encuentra tu foto en fotolia.com!
  • 1 Comentarios
    • Publicado el 11-06-2012 por Lisandro Caravaca
      Buenas tardes:
      Me ha gustado mucho tu post, Emiliano. Me encanta que hagan caso a las PYMES. Los consejos son verdaderamente realistas y medidos. Ahora, el factor a tener en cuenta es, sin lugar a dudas, la ambición. La ambición y la iniciativa en las PYMES españolas apenas tienen protagonismo. Si los empresarios ya superan los 45 años, es complicado que lleven a cabo prácticas revolucionarias en su empresa, ya sea por miedo, por indiferencia, por desconocimiento, por recursos...

      Un abrazo.
    ¿Su primer comentario? Regístrese y accede a todos los servicios sin límites
    Publicar un nuevo comentario
    • Nombre
    • Email. No será publicado ( Requerido )
    • Comentario
      Tags html y enlaces no permitidos
    • Inserte código de Seguridad
    • Código
    Suscríbete gratis y recibe todos los días nuestras novedades en tu correo electrónico
    Publicidad
    Ahora en Portada
    (08:34:37) - 2013 fue un año difícil para el SEO. Tras el revuelo...
    (17:00:02) - Diferentes compañías y consultoras están interesadas en tener una aproximación a...
    (14:07:31) - Once años inspirando las tendencias del Marketing, apostando por la innovación...
    Publicidad