Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Ni todas las marcas son iguales, ni hay que estar por estar en todas las redes sociales
102 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • Prepárate con el Máster más especializado del mercado. #IOT #SEM&SEO #CLOUDING ¡Ahora con Descuento!
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • PuroMarketing

    La revolución de las redes sociales ha hecho que todas las marcas luchen por tener éxito en este nuevo medio, lanzándose a conseguir una cobertura lo más amplia posible, siguiendo una máxima "Hay que estar en redes sociales", y ello implica "cuantas más, mejor". Sin embargo, ni todas las marcas son iguales, ni hay que estar por estar, o estar obligatoriamente en todas las redes sociales.

    A la hora de desarrollar una presencia activa en Social Media, es importante detenerse a pensar, y valorar cómo se puede aprovechar su potencial en beneficio de la marca, con el fin de diseñar una estrategia, y evitar caer en algunos errores importantes.

    Actuar en la red equivocada. Cada plataforma social tiene sus características propias, y se dirige a un público determinado. Por esta razón, es importante conocerlas, estudiar las posibilidades que tiene para la marca, y utilizar solo aquellas que realmente son adecuadas, en función de la audiencia y los objetivos recogidos en la estrategia de Social Media.

    Decir lo mismo en todas las redes sociales. Es importante tener en cuenta que cada canal implica un tipo de comunicación concreto; posee su propio lenguaje y demanda un tipo de contenido distinto. Así, Pinterest es el medio más visual, donde la imagen tiene gran importancia, y los usuarios demandan que sea de calidad. Por su parte, Twitter es el canal de la precisión y concreción del lenguaje. Es necesario ser capaz de transmitir una idea en 140 caracteres.

    No identificar los canales sociales con la marca. A fin de cuentas, las redes sociales son una extensión de la imagen de la marca en internet, superando las fronteras de la propia web. Pero ello no implica que la marca deba olvidarse de quién es, que no tenga que preocuparse por transmitir su imagen de marca en cada ámbito social. Es necesario personalizar lo máximo posible los perfiles sociales, de tal modo que los usuarios identifiquen perfectamente la marca, que en todo momento la tengan presente.

    Olvidarse del objetivo de la marca en redes sociales. En ocasiones, con el fin de destacar y llamar la atención de los usuarios, las marcas comparten contenido que realmente no se identifica con ellas, ni con su estrategia, ni persigue los objetivos marcados. En estos casos, la marca ha pierde el norte, por lo que sus acciones no le sirven de nada. Es necesario aportar contenido creativo, de calidad y que capte la atención del público objetivo, pero siempre con una intencionalidad y sin olvidar su identificación con la marca.

    No tener en cuenta el horario a la hora de las publicaciones. A la hora de diseñar una estrategia de contenidos efectiva, es necesario encontrar el mejor momento para que esas perlas de sabiduría vean la luz. Para ello, conviene estudiar la actividad en cada red social concreta, así como identificar cuándo se registra el mayor grado de interacciones, con el fin de concentrar las actualizaciones en ese espacio, y poder lograr la mayor cobertura.

    Publicar por publicar, sin aportar nada nuevo. Una práctica habitual es la de dedicarse replicar noticias de máximo interés, sin aportar nada más. Aprovecha en tu favor la relevancia de dicha información, añadiéndole un dato significativo, o aportando tu apreciación personal. De este modo, dotarás a tu mensaje de un valor diferencial, y podrás aumentar su notoriedad.

    Ni se te ocurra criticar a la competencia. Lo último que puedes hacer en tus perfiles sociales es mencionar a la competencia, máxime si se trata de menospreciarla o infravalorar su productos o servicios. Se trata de una práctica que denota falta de profesionalidad y de respeto, tanto hacia las otras marcas, como hacia los usuarios; además, puede generar desconfianza. En cambio, refuerza tus valores positivos y transmite tu imagen de saber hacer y calidad de servicio.

    Desoír a tus usuarios a través de los canales sociales. Un perfil social donde aparezcan los comentarios de tu audiencia sin responder denota una grave falta de interés por parte de la marca. Si tus usuarios no obtienen respuesta, no podrán confiar en ti, porque demuestras que no estás cuando te necesitan.

    ¿Qué otros errores cometen las marcas en redes sociales?

    Fórmate en SEO, SEM, Analítica Web, Community Manager y Content Curator y crea tu propio proyecto
  • Comentarios (2)
    • Publicado el 29-03-2013
      Muy buen resumen, lo comparto. Gracias!
      0 Valora este comentario Responder
    • Publicado el 04-04-2013
      Es importante contar con un Community Manager que es la persona que se encarga de manejar los perfiles de las Redes Sociales (como Facebook, Twitter, Youtube, linkedIn, etc) con el propósito de aumentar su audiencia objetivo y mantener activa la ya existente mediante constante interacción con la audiencia y reportes de resultados. Todo esto después de haber trazado una estrategia, un plan que vaya acorde con las expectativas de cada cliente.
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios