Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Los cibercriminales emplean la identidad de las grandes marcas para crear cuentas falsas para difundir timos y para vender falsificaciones.
390 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Formación integral en los canales digitales y los social media. Con casos prácticos y ejemplos reales
  • Prueba Lowpost ahora, te creamos el contenido de calidad que necesitas
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • PURO MARKETING

    Las redes sociales se han convertido en una parte fundamental de la estrategia de las marcas y de su posicionamiento frente al consumidor. La importancia de las redes sociales es algo que cada vez va calando más en las marcas y algo que cada vez tienen más presente y a lo que, por tanto, dedican cada vez más recursos y posicionan de forma más destacada en sus estrategias el usar estas herramientas.

    Pero al mismo tiempo que las marcas se van dando cuenta cada vez más de la importancia de las redes sociales, también van siendo cada vez más conscientes de sus fallos y de sus riesgos. Las redes sociales funcionan muy rápido, lo que hace que las marcas tengan mucho menos margen para pensar sus estrategias y establecer sus maniobras. Además, el entorno social está mucho más abierto a los fallos y a las meteduras de pata y las compañías ya han descubierto que no solo esto es posible sino que además el hacerlo tiene un impacto absolutamente público y completamente amplificado. El error será visto por muchísimas personas y podrá convertirse en viral, la palabra de moda para todo lo que ocurre en este escenario. Igualmente, las marcas han tenido que aprender unas nuevas normas de juego, un nuevo lenguaje y una nueva etiqueta.

    Las grandes marcas están siendo amenazadas por los perfiles fraudulentos que intentan hacerse pasar por ellas

    Esos no son sin embargo todos o los únicos problemas a los que pueden enfrentarse en el complejo mundo de las redes sociales. Las propias redes sociales, por ellas mismas, pueden suponer un problema, ya que cambiar sus reglas de juego y las normas de uso cuando menos lo esperan las marcas que las usan. A eso hay que sumar que la popularidad de este escenario ha tenido un impacto sobre el interés que despierta no solo en los jugadores legítimos, sino también en los ilegítimos.

    Y es que las grandes marcas están siendo amenazadas por los perfiles fraudulentos que intentan hacerse pasar por ellas, por sus divisiones o por cuentas regionales con el objetivo de llevar a cabo estafas y delitos de phishing, entre otras prácticas para las que los cibercriminales usan, fraudulentamente, su nombre. Las marcas están viendo como su nombre de marca, su identidad y su reputación están siendo usurpadas por terceros para cometer, en no pocas ocasiones, actos ilegítimos.

    Si hace unos años el mayor problema de las compañías eran los mails de spam que las usaban o el cybersquatting, ahora deben enfrentarse también a la usurpación de identidad en redes sociales. Y si en el mail o en el cybersquatting los internautas han aprendido ya la lección hace algún tiempo, en lo que a redes sociales se podría pensar que no lo han hecho tanto o aún.

    No es un problema tan minoritario

    El problema es, además, serio porque el peso de este tipo de cuentas y de este tipo de contenidos no es tan limitado como podría parecer. Los estudios están demostrando que hay una cifra bastante considerable de perfiles ilegítimos ligados a marcas y a sus identidades.

    Según datos del Social Media Brand Fraud Report, elaborado por Proofpoint, las grandes marcas están enfrentándose a un riesgo cada vez mayor en cuestiones de reputación en lo que a redes sociales se refiere por la acción de los cibercriminales. Según sus estimaciones, el 19% de las cuentas sociales asociadas a las grandes marcas son, en realidad, perfiles fraudulentos. Para establecer estas conclusiones, el estudio analizó lo que está ocurriendo en las redes sociales con los nombres de 10 marcas globales de primer nivel (usaron a BMW, Capital One, Chanel, Amazon, DirecTV, Nike, Samsung, Shell, Sony y Starbucks), que son muy activas en redes sociales de forma legítima.

    A pesar de lo activas que son y a pesar ser capaces de gestionar su presencia en redes sociales de forma positiva (es decir, no son marcas que abandonan o descuidan lo social), estas compañías se están viendo lastradas por los usos ilegítimos de los cibercriminales. De ese 19% de cuentas que usan su imagen de marca de forma irregular, un 30% (lo que supone una tercera parte de todas estas cuentas) lo hace para vender productos falsificados o son, directamente, timos. Los productos falsificados son, de hecho y siempre según las estimaciones de Proofpoint, el principal objetivo del 11% de todas las cuentas falsas detectadas.

    La cuestión se vuelve por tanto mucho más complicada porque las marcas no solo están viendo cómo les están robando su identidad de marca, sino que además se enfrentan directamente al robo de un potencial cliente (y un potencial cliente que estará altamente confundido si no queda claro que el producto del que le están hablando es una falsificación.

    Con acreditación Universitaria, Presencial y Online. España y Latinoamérica - solicita más info.
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar