Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Por qué tu empresa necesita un Social Scientist para las redes sociales
397 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • PuroMarketing

    Puede que hace unos años un único profesional fuese suficiente para gestionar la presencia de la marca en redes sociales. Era la era del community manager todo terreno, el profesional que posiblemente venía del mundo de la comunicación (hubo un momento en el que si eras periodista y estabas en paro todo el mundo te decía que te hicieses gestor de redes sociales) y que se encargaba de apagar todos los fuegos. Publicaba, analizaba y hacía segmentación de mercado. Las redes sociales parecían al final una extensión natural de su trabajo anterior.

    Pero a medida que se fueron complicando las cosas y a medida que las redes sociales se fueron convirtiendo en mucho más importantes para las cuentas de la empresa, convirtiéndose en uno de los puntos principales de conexión entre los consumidores y las marcas, se fueron también complicando las funciones del profesional de las redes sociales. Se empezó a hablar ya más del equipo de redes sociales y se empezaron a ampliar y variar las responsabilidades. Un único profesional no permitía, ni de lejos, llegar a todas las cosas que ahora había que tocar.

    La lista de trabajadores necesarios para tener éxito en el universo de los social media era cada vez más amplia y más variada y lo cierto es que no parece que este listado esté llamado a concretarse en breve. A medida que se descubre más y mejor cómo funcionan las redes sociales y cómo hay que conectar con los consumidores en este entorno, más peso empiezan a tener nuevos perfiles. Uno de ellos, por incorporar aún a los equipos, como apuntan en un análisis, es el del social scientist.

    El social scientist, el nuevo fichaje

    ¿Cómo tiene que ser este profesional? En el análisis que publican en The Drum apuntan que empieza a ser necesario contar con algún trabajador con conocimientos en las ciencias sociales, como son la antropología o la sociología, en el equipo que se encarga de gestionar las redes sociales. Este profesional será cada vez más importante para navegar en las cada vez más complicadas aguas de las redes sociales.

    Es el antídoto al no ser capaz de tomar decisiones correctas en redes sociales y al meterse en camisas de once varas. Al final, este profesional es el que ayuda a evitar situaciones como las que muchas marcas (y famosos) han protagonizado en los últimos tiempos, convirtiéndose en trending topic y en viral por algún error que han cometido en alguno de sus perfiles de redes sociales. Muchas veces el mensaje no buscaba ese efecto (casi nunca, posiblemente), sino que es más bien el resultado de jugar muy mal las cartas que se tienen. Se piensan que lo que están publicando es divertido, curioso, gracioso o un guiño y en realidad no lo es en absoluto.

    Puede que hace unos años ese tipo de mensajes hubiesen pasado más desapercibidos o que incluso los consumidores los hubiesen perdonado un poco más, pero las redes sociales y su progresivo crecimiento han hecho que esto sea imposible. Este tipo de mensajes no solo son más visibles que nunca, sino que además son puestos en cuestión y en solfa mucho más rápido. Como apuntan en el análisis, el crecimiento de las redes sociales y el paralelo crecimiento de una cultura de empoderamiento han hecho que se reaccione más y se quiera ser escuchado.

    Qué harán en la empresa

    El perfil de estos trabajadores no es en realidad tampoco especialmente nuevo: llevan ya mucho tiempo trabajando en el mundo de la publicidad. Lo que cambiará es el papel que tendrán que jugar y el entorno en el que tendrán que hacerlo. En lugar de quedarse en los equipos de investigación de mercado, que es donde ahora están habitualmente, tendrán que incorporarse a más áreas y tendrán un papel mucho más importante en las decisiones de comunicación.

    Su formación y sobre todo su método de trabajo (estos profesionales se centran en intentar averiguar por qué la gente hace las cosas y cómo lo hace) hacen que sean una suerte de antídoto para el mensaje conflictivo en la era de las redes sociales.

    Pero, por supuesto, no basta solo con tener a un sociólogo o a un antropólogo en el equipo, hay que tener en cuenta lo que dicen, confiar en ellos y, sobre todo, hacerles las preguntas adecuadas. Estos profesionales solo son eficientes en la estrategia de redes sociales y comunicación si se les permite mostrar lo que saben y compartir sus conocimientos con el resto del equipo.

    Y, por otra parte, estos perfiles también pueden asumir otras responsabilidades y beneficiar a otras áreas. Pueden, por ejemplo, ayudar a ser más eficientes a la hora de segmentar nichos de mercado.

    Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas! · Inicio Febrero 2018
  • Comentarios (1)
    • Publicado el 30-08-2017
      Un post muy interesante, como Community manager, las empresas se creen que somos todo en uno, pero no es así.
      1 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios