Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
386 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Tu escuela de negocios online especializada en el desarrollo ejecutivo de tu perfil profesional
  • Conviértete en experto del Marketing Online y accede a una profesión con múltiples salidas laborales
  • Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas! · Inicio Febrero 2018
  • PuroMarketing

    ¿Cómo lograr que los consumidores conecten con lo que la marca está contando en redes sociales y que esto no solo llame su atención sino también la capture y se quede en su memoria? Esta es una de las grandes preguntas que los responsables de marketing en redes sociales no solo se hacen sino que además intentan contestar.

    La respuesta no es sencilla, porque lo cierto es que las redes sociales aplican ciertos lastres y obligan a las marcas y empresas a enfrentarse a ciertos problemas. De entrada, hacer que los mensajes lleguen de forma física, por así decirlo, a los potenciales receptores ni siquiera es sencillo. Los diferentes algoritmos que controlan lo que vemos y lo que no en las redes sociales no se lo ponen nada fácil. Pero incluso cuando logran saltarse ese problema, los responsables de redes sociales tienen que enfrentarse a otros nuevos, como es el hecho de que sus mensajes pueden quedarse perdidos en medio de la avalancha de contenidos que los consumidores / usuarios de redes sociales pueden recibir en su feed de noticias.

    Por ello, no queda más remedio que crear mensajes que tengan atractivo, que resulten llamativos y, sobre todo, que cuajen en su relación con los consumidores. Esto es, necesitan que funcionen y logren conectar con ellos. Y, para lograrlo, no tendrán más remedio que echar mano de un elemento crucial sobre el que cada vez se habla más. Para triunfar en redes sociales, las marcas y las empresas tienen que cuidar su storytelling.

    Eso es lo que acaba de demostrar un estudio de neurociencia que ha analizado por qué y cómo responde el cerebro de los consumidores a los vídeos que se publican en redes sociales. Los vídeos para los medios y redes sociales tienen que tener ciertos ingredientes para triunfar y esos ingredientes se consiguen cuidando cómo se desarrolla la historia.

    ¿Qué es lo que deben responder?

    Los vídeos tienen que primero ser capaces de llamar la atención de la audiencia, trabajando la memoria y generando una respuesta emocional. No es el único elemento crucial, ya que tienen que ser capaces de hacer que el consumidor se identifique con el sujeto de la historia y que se preocupe por él. Y, en medio de todo esto, tiene que contar una historia. Tiene que tener un principio, un desarrollo y un final.

    Cómo afecta un buen storytelling

    Como apunta a Phys uno de los responsables del estudio, no queda más remedio que usar la narrativa, que afinar el storytelling, si se quiere "influir positivamente en el comportamiento de la audiencia". "La gente necesita perderse en la historia que están viendo para que sus actitudes y sus intenciones cambien acorde a lo que la historia refleja", añade. Si se quiere que el mensaje funcione, tiene que tener una historia que encaje, que funcione también.

    El buen storytelling hace que la actividad cerebral ligada a la atención, la memoria, la emoción y la imaginación sea mejor y que, por tanto, el mensaje que la marca está transmitiendo consiga mejores resultados.

    Por lo tanto, las marcas y las empresas no solo deben hacer segmentación y estudiar diferentes tácticas para posicionar mensajes en redes sociales. También tienen que vigilar cómo construyen la historia que están contando, ya que solo una buena historia logrará tener el efecto buscado.

    Tu escuela de negocios online especializada en el desarrollo ejecutivo de tu perfil profesional
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar