Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
4 trucos de neuromarketing para cambiar la percepción visual de productos y marcas
586 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • 22 de Noviembre, a las 19:00 · Speaker: Beatriz Navarro, Directora Marketing y Comunicación de Fnac
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • PuroMarketing

    Las cosas entran por los ojos, o al menos eso es lo que dice la sabiduría popular. Lo que vemos es lo que nos lleva muchas veces a decidir hacernos con una cosa, a consumir otra o a apostar por una completamente distinta. Por ello, cuidar lo que entra por los ojos es algo decisivo y muy importante para las empresas y las marcas.

    Pero ¿qué se debe hacer para que los estímulos visuales funcionen y para que hagan que marcas y productos destaquen por encima de sus competidores? Las compañías tienen que cuidar no solo los elementos evidentes de su identidad visual y de la presentación visual de lo que ofrecen a los consumidores, sino que además tienen que ser conscientes de muchos elementos no tan evidentes.

    Como ocurre en otras muchas áreas, el cerebro de los consumidores juega con percepciones e ideas que hacen que el cómo se ven productos y marcas se modifique por completo. Tener esto en cuenta es, por tanto, crucial y las técnicas de neuromarketing pueden ayudar (y mucho) a lograr mejores resultados. Partiendo de un análisis de MarketingProfs, destacamos cuatro trucos de neuromarketing que pueden hacer que cambie la percepción visual.

    Hay que trabajar cómo se representan el tiempo y el espacio

    Puede parecer un tema un tanto difuso y poco relevante, pero en realidad es crucial a la hora de establecer ciertas cuestiones usando los referentes visuales. No solo es importante porque implica que la marca se esté posicionando dando cierta información (una imagen futurista implica ciertos valores y ciertas asociaciones) sino que además tiene que ser cuidada por las implicaciones culturales que tienen. Los elementos de tiempo y espacio son específicos de cada cultura, alertan en el análisis. Y eso es tan importante y tan variable que hasta el cómo se representa el futuro puede cambiar por completo. No es lo mismo como ve la ubicación de lo siguiente alguien de una cultura que escribe de derecha a izquierda que alguien de una que escribe de izquierda a derecha. El tiempo - y sobre todo la representación del tiempo - siguen el mismo esquema.

    Las líneas dan mensajes

    Muchos logos de muchas marcas incluyen líneas diagonales o simples líneas que van en una o en otra dirección. En realidad, las líneas y las direcciones que siguen no son elementos que deban dejarse al azar, ya que el cerebro los procesa de un modo diferente y les otorga significados distintos. Las líneas, su inclusión y su dirección tienen un impacto en cómo vemos a la marca. ¿Es algo activo o no? Las líneas que ascienden se ven como algo activo, joven y enérgico, lo que explica que las marcas de deportes las incluyan en sus logos. Las marcas descendentes se ven como un elemento asociado a la relajación y la inactividad.

    Descubre qué es lo que destaca y úsalo (solo eso)

    Los seres humanos tienen una ventana de atención limitada. ¿Qué implica esto? Por un lado, esto supone que cada estímulo visual que recibimos es visto en muy poco tiempo y que el cerebro lo descodifica muy rápido. El margen para que vea que algo es interesante o no es muy escaso y por tanto lo mejor que pueden hacer marcas y empresas es simplificar eso para que en un golpe de mirada el cerebro lea que eso es relevante. Por otro lado, esto supone que las firmas tienen que ser mucho más conscientes de lo que las hace destacar de forma visual y de cuáles son los códigos que tienen que emplear.

    Como apuntan en el análisis, tienen que buscar aquellas cosas que hacen que sean destacables de forma visual. Tienen que identificar lo que hace que sobresalgan frente a los demás y lo que supone romper con el montón de cosas que la vista está recibiendo. La clave puede ser casi cualquier cosa, dependiendo de qué es lo que importa en cada momento. Puede ser desde el packaging hasta el nombre de la marca o los colores del logo. La firma tiene que identificar lo que es relevante en cada ocasión y potenciarlo para que así el cerebro puede descifrar lo que tiene delante de forma más rápida.

    Lo visual también se ve modificado por lo sensorial

    Los estímulos visuales son unos de los que suelen analizarse y suelen vigilarse, como un elemento importante por él mismo que tiene un impacto directo sobre lo que resulta decisivo a la hora de acercarse a los consumidores. Sin embargo, lo visual puede funcionar mejor si se tienen en cuenta otros elementos. Si se añade a la ecuación el trabajo de los demás sentidos, el efecto puede ser mucho más elevado o mucho más efectivo. Así, por ejemplo, unir estímulos visuales con olfativos ayuda a tener percepciones más completas y puede hacer que los consumidores tengan ciertas sensaciones. Unir el olor de lavanda con la música lenta hace que se tenga una sensación de calma que ayuda a ver de otra manera ciertos estímulos visuales.

    No es la única relación entre vista y otros sentidos, ya que igual que los otros afectan a la vista se produce la reacción a la inversa. Usar colores ligeros hace que se sienta que las cosas son más ligeras y posicionar imágenes de productos en las partes superiores (de un anuncio o del propio packaging) también hacen que estos se vean más ligeros.

    Aprende a generar Informes valiosos, y aplica Analítica y Monitorización de medios sociales ¡Entra!
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar