Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Cambios de consumo: el boom de la información carta
¿Por qué se han vuelto a poner de moda los podcasts?
El boom por la información y contenidos a la carta impulsan la radio y los Podcast de internet
1.142 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Plan de Becas. Titulación Universitaria. Prácticas profesionales garantizadas. Bolsa de empleo
  • PuroMarketing

    Un nuevo boom en el mercado de los contenidos han llegado a internet: el podcast se ha puesto de moda. Los medios de tendencias se han lanzado a analizar por qué estos contenidos se han convertido en la nueva estrella cool del lugar y los consumidores se han puesto a escuchar y comentar lo que están oyendo. Las marcas han empezado a preocuparse por ellos y se han lanzado a conquistar este nuevo soporte y posiblemente cada semana estén apareciendo ya nuevos podcasts que intentan capitalizar ese creciente interés.

    Pero ¿qué ha hecho que los podcasts se hayan puesto nuevamente de moda? Lo cierto es que en este revival se han cruzado diferentes factores y se han conjurado distintas cuestiones que han cambiado la percepción que los consumidores tenían de estos contenidos y también el cómo estos les eran servidos. El podcast se ha convertido en la estrella creciente de la red y smartphones, conexiones de calidad y contenidos variados son algunas de las explicaciones que permiten entender este nuevo contexto.

    Cambio en las condiciones técnicas

    Aunque ahora puedan parecer el elemento en la cresta de la ola y la última innovación que se ha sumado a la red, lo cierto es que los podcasts tienen una historia que se remonta mucho más allá de lo que ha pasado en los últimos meses. De hecho, el podcast es tan antiguo (casi) como la red. A finales de los 90, en el internet de Geocities y de los gifs animados que dotaban de atractivo (o eso pensaban) a los sites, ya se podían encontrar podcasts. Entonces no triunfaron. Las condiciones técnicas no eran las mejores para consumir este tipo de contenidos. Las conexiones a internet no eran tan buenas como las actuales y descargar o simplemente escuchar estos contenidos no era en absoluto sencillo.

    La técnica ha evolucionado y ha mejorado la situación para los podcasts, propiciando su vuelta. Las conexiones de banda ancha han hecho que lo que puede suponer descargar estos contenidos no sea ya más que una nimiedad. Pero, además, los consumidores se han dotado de aparatos que les permiten no solo estar en todo momento conectados sino también acceder de forma sencilla a estos contenidos en movilidad (que era cuando tradicionalmente se escuchaba la radio). Los smartphones han propiciado la vuelta del podcast.

    Cambios de consumo: el boom de la información y contenidos a la carta

    En los últimos años, el cómo consumen los ciudadanos los contenidos también ha cambiado. Ahora se ha impuesto el consumo a la carta y bajo demanda. Las plataformas como Netflix o Hulu eran, al principio, algo sorprendente y diferente. Los contenidos audiovisuales estaban ahí, esperando, y el consumidor solo tenía que verlos cuando encontrase un hueco.

    Lo innovador se convirtió en la tónica y los consumidores se han acostumbrado a este tipo de formato. Ahora lo que se impone es el consumo bajo demanda (con lo que eso está significando para la televisión). Por consumir, hasta se consumen así libros, con modelos de suscripción que permiten acceder a ellos cuando se quieren y de una forma diferente. Y si el consumo bajo demanda lo ha tocado todo también lo ha hecho con la radio. Para tener una experiencia on demand en la radio, hay que apostar por el podcast.

    La especialización y el nicho

    Otra de las claves del éxito de estos nuevos podcasts es que están siendo creados de una manera mucho más efectiva que los de los 90. No son un producto amateur. Son algo muy trabajado, con muchas horas detrás y con una factura profesional. Serial, el eterno ejemplo de lo que están siendo los podcasts hoy, tiene detrás horas de investigación y de trabajo y ha conseguido con estos contenidos seducir a audiencias masivas.

    Además de estos contenidos profesionales, los nuevos podcasts están apostando por el nicho y la especialización. Son contenidos que llegan a grupos concretos de usuarios que los están esperando (lo que siempre es un elemento clave para tener éxito en internet) y que por tanto consiguen elevadas cuotas de engagement. Por haber hay hasta uno que analiza episodio a episodio de Las chicas Gilmore desde el punto de vista de un chico.

    Éxito entre públicos jóvenes

    Otro de los puntos clave de este revival de los podcast está en a quienes han conseguido seducir. Los podcast han conseguido despertar el interés de los millennials y de la Generación Z, mercados que hasta ahora estaban quedando al margen de las audiencias de la radio y que la radio tradicional se estaba esforzando por reconquistar. Estos mercados han vuelto a escuchar la radio, pero lo hacen online e imponiendo sus criterios de consumo. Quieren oírla bajo demanda, en movilidad, centrándose en los temas que les interesan: todo eso lo permite el podcast.

    Interés de las marcas

    El público está respondiendo, pero las marcas también lo están haciendo. No se producirían tantos podcasts si las empresas no estuviesen dispuestas a invertir publicidad en los mismos. Los CPM de los podcasts están en horquillas que van de los 25 a los 35 dólares (por encima de la media de la publicidad online) y algunos podcasts exitosos están facturando ya cifras por encima del millón de dólares.

    A las marcas les gusta posicionarse en estos contenidos porque la experiencia de consumo de los mismos es todavía algo íntimo: el consumidor no escucha el podcast en grupo. Se lo lleva consigo y lo consume con sus auriculares puestos. Además, la experiencia es bastante inmersiva. Las distracciones son mínimas y la apreciación que los consumidores tienen de lo que se les está ofreciendo es muy elevada. La atención es mucho más alta que la que le presta a otros contenidos en la era de internet.

    Plan de Becas. Titulación Universitaria. Prácticas profesionales garantizadas. Bolsa de empleo
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar