Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Además, la mitad de los consumidores abandona el visionado si el contenido tarda demasiado en cargarse
Demasiada publicidad y mala calidad, principales razones para dejar de ver un vídeo online
626 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Modalidad Online o Semipresencial · Bolsa de Empleo y Prácticas · Becas de hasta el 65%
  • Prácticas profesionales, asesoramiento individualizado, headhunters, inglés Premium opcional
  • Plan de Becas. Titulación Universitaria. Prácticas profesionales garantizadas. Bolsa de empleo
  • PURO MARKETING

    Los vídeos están de moda, y una buena prueba de ello es que es el canal donde más ha crecido la inversión publicitaria durante el pasado año. De hecho, solo en Youtube, la inversión en anuncios aumentó un 200% durante 2015.

    Y es que el tiempo que dedicamos a ver vídeos digitales también ha crecido vertiginosamente, y este formato ocupa cada vez más espacio en las redes sociales y el entretenimiento móvil. Lo que es más, entre los millennials, prácticamente la totalidad consume vídeos online, mientra el uso de canales tradicionales mengua año tras año.

    Pero mientras el consumo de vídeos digitales continua creciendo, la tolerancia de los espectadores a las interrupciones y a los anuncios es cada año menor. Así lo revela un nuevo estudio de Limelight, donde descubrimos que un 61'8% de los consumidores abandona un vídeo si hay demasiados anuncios durante él. Y es que la publicidad es una de las principales razones para dejar un vídeo a medias, ya que otro 26'7% lo abandonaría si comienza con un anuncio que no se puede saltar, y un 16'4% simplemente si empieza con un anuncio.

    Aún así, la principal causa de abandono de vídeos online no es la publicidad, sino la mala calidad del mismo. A medida que aumenta el consumo de este formato, también lo hacen las expectativas sobre como este debe ser, y los espectadores tienen cada vez menos paciencia con los vídeos que no se ven bien, tal y como aseguran el 65'8% de encuestados que abandonan un vídeo si es de mala calidad. De la misma manera, más de la mitad de los consumidores (el 51'3%) deja un vídeo si tarda en cargarse o se para más de una vez.

    Otra razón para abandonar un vídeo, para el 40'9% de los encuestados, es que no quede claro al principio sobre qué trata el vídeo. Todo esto da una gran cantidad de información a los marketeros sobre cómo deben ser sus vídeos (ya que no basta con grabar cualquier cosa de cualquier manera y subirla a Internet) pero también los advierte de que hay que tener cuidado con la publicidad de vídeo online, para que no muera de éxito.

    El 36% de los consumidores ve más de 4 horas semanales de vídeo digital

    El informe también aporta algunos datos que desvelan la importancia del vídeo online como tendencia global. Así, en la actualidad, alrededor del 83% de los consumidores ven vídeos bajo demanda, un 4% más que en abril. De la misma manera, el porcentaje de usuarios que ven más de 4 horas semanales de contenidos ha aumentado del 30% al 36% desde abril. Entre los millennials, hay ya un 20% que consume más de 10 horas de vídeo digital a la semana.

    Hay que tener en cuenta que este aumento del tiempo de visionado del vídeo online va acompañado de una tendencia creciente a ver esos vídeos online desde un dispositivo como la smart TV, lo que también va ligado al aumento de exigencia sobre la calidad técnica de los contenidos y la velocidad de carga. De hecho, entre los millennials ha habido un incremento del 35% (respecto a abril) de aquellos que afirman que dejarían un vídeo si se queda parada la reproducción mientras se almacenan los siguientes segundos en el buffer.

    Los consumidores jóvenes son también los más proclives a suscribirse a servicios OTT de vídeo como Netflix o Hulu y así, el 40% de los millennials está suscrito al menos a uno de estos servicios, frente al 32% de media entre todas las generaciones. Además, la smart TV es el dispositivo donde más se consumen los servicios OTT.

    Como contrapartida de todos estos datos tan positivos, el estudio señala que está disminuyendo el número de personas que comparten vídeos online, especialmente a través de las redes sociales. En comparación con las cifras de abril, el porcentaje de consumidores que no comparten vídeos online se ha incrementado en un 20%, y entre aquellos que sí lo hacen, ha disminuido el uso de Facebook, Twitter y Pinterest, aunque YouTube permanece estable.

    El 70% de las compras se deciden en punto de venta. Aprovecha la promoción
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar