Diario Digital Líder de Marketing, Publicidad y Social media en Español

closed
Iniciar sesión
AdBlock Plus detectado!
  • Hemos detectado que navega a través de nuestro sitio web utilizando un sistema de bloqueo de publicidad. Desactive sus funciones para poder navegar libremente

    Entienda que la presencia de anunciantes en nuestro sitio web, es importante para poder ofrecerle siempre los mejores contenidos y el acceso a los mismos de forma gratuita

    Para acceder a nuestros contenidos, por favor, desactive su plugin y actualice esta págiona

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies

Sobre el Autor
Master en Marketing y Publicidad Digital por el Instituto de Empresa. Master en Dirección de Empresas por la Escuela de Negocios Nebrija. Dirección de Comunidades virtuales por el Instituto de Empresa, especializada en Marketing 2.0 y estrategia de...
  • Patrocinados
  • ¿Necesitas una imágen? ¡Encuentra tu foto en fotolia.com!
  • Te esperamos en el mayor encuentro para profesionales del marketing. Aforo limitado
  • Máster SEO - SEM Profesional
  • ¡Hasta 75% de beca, sólo este mes!
  • Fórmate para trabajar en Internet. EAE Bussines School
  • Art. Opinión » Negocios y Empresas » Empresas

    De cómo mi melena sufrió una crisis de reputación online por una mala gestión de la estrategia

    08-11-2012 (10:09:11)
    De cómo mi melena sufrió una crisis de reputación online por una mala gestión de la estrategia

    Esto evidentemente es una analogía entre las peluquerías low cost y el social media dejado en manos de una persona sin formación ni preparación para gestionar las presencia en redes de una marca y las consecuencias que esto puede traer, o peor aún, en un profesional que se siente desmotivado porque está mal pagado y hace su trabajo con desgana y desidia. Pero lo que queda realmente claro es que lo barato sale caro ¡Siempre!

    Mi pelo sufrió una crisis grave de reputación online

    Antes del incidente si tú ponías en google "pedazo melena" salía mi pelo en primeras posiciones, después del incidente si ponías en google "corte de pelo desastroso" salía mi pelo el primero de todos...

    La historia sucedió de la siguiente manera. Teniendo yo el pelo largo, muy largo, pensé que era hora de cortar las puntas, y pensé que para una cosa tan sencilla con ir a una peluquería low cost de las que tanto abundan sería más que suficiente. Craso error, pero es que además fui tan tonta de cometer el mismo error dos veces.

    Cuando entré en la peluquería le conté a la peluquera que quería cortarme las puntas pero manteniendo el corte de pelo que tenía y recalqué que no me gusta que me entresaquen las puntas ya que me da la sensación de llevar el pelo cortado a mordiscos. (En la foto podéis ver como queda la melena)

    Definí mis objetivos,la peluquera asintió y yo me relajé, hasta dejé el iphone en el bolso para leer tranquilamente una revista de cotilleos, hasta que levanté la vista y ¡Oh Dios mío! Estaba usando las tijeras de descargar para cortarme las puntas, consiguiendo ese efecto que tanto odio y que expresamente le había dicho que no quería.

    Conclusión, lo que aparentemente era una operación sencilla me dejó la melena hecha un asco. No os voy a contar la escena en la peluquería porque no viene al caso.

    A la semana, y viendo que los comentarios negativos sobre mi pelo iban creciendo, decidí poner remedio y acudí a otra sucursal de la misma peluquería low cost (Mira que se puede llegar a ser tonta) Les conté lo que me había pasado, le dije como quería el pelo, le llevé una foto de cómo lo tenía antes y le dije que por favor me lo cortara de forma que me pudiera crecer igual.

    Bien, lo que hizo fue cortar lo que sobraba de las puntas sin darle ninguna forma y teniendo en cuenta que lo llevaba cortado a capas, me dejó una melena cortísima y fea.

    Otra vez no me habían escuchado ni me habían prestado atención, se habían limitado a realizar el trabajo por el que les pagan sin esforzarse lo más mínimo, no es que fuesen malas peluqueras, es que deben de estar hartas de trabajar a destajo por un sueldo mínimo.

    Desesperada acudí a una buena amiga virtual (quizás habría que acuñar un nuevo concepto de amistad) y le pedí ayuda y recomendación.

    Me recomendó una peluquería que sabía de antemano que no iba a ser barata, pero que seguro que solucionaría mi caída en picado en los resultados de google y que frenaría los comentarios negativos. Pero lo sorprendente es que las anteriores veces había pagado 21 euros cada vez. Si hubiese pagado los 58 euros que me costó la última peluquería hubiera ahorrado mucho dinero y disgustos. Lo barato sale caro

    Y pasó una cosa, me escucharon, escucharon mis objetivos, mis antecedentes, definimos una estrategia a seguir, de corte de pelo, pero estrategia al fin y al cabo y las chicas me entenderéis.

    A medida que iba desarrollando la estrategia "de corte" iba hablando conmigo, medíamos los resultados los analizábamos y decidíamos si seguíamos con esa estrategia o la cambiábamos.

    Conclusión, salí con el pelo corto, pero bien cortado, y con las bases puestas para que la melena creciera de la manera que yo quería, por fin iba a conseguir mis objetivos y poco a poco fuí posicionándome otra vez en google.

    MORALEJA
     


    • Lo barato sale caro.
    • Ponte siempre en manos de profesionales motivados.
    • No le puedes pedir peras al olmo, si vas a una peluquería low cost, lo más probable es que recibas un trato low cost.
    • La calidad se paga.
    • La reputación es algo que se trabaja día a día y que por tan sólo un error se puede ir al traste si no se gestiona bien.
    • Déjate aconsejar siempre por profesionales, pero recuerda, tienes que estar dispuesto a pagar su trabajo.
    • Si recurres al social media low cost, los resultados serán low cost, no exijas más de lo que estás dispuesto a pagar, y sobre todo, luego no te eches las manos a la cabeza.
    • Si la persona que va a desarrollar tu estrategia de social media no se interesa por tus objetivos, no es un profesional del social media.
    • Merece la pena pagar a un profesional porque acabas ahorrando dinero ya que consigues tus objetivos de manera más rápida y ahorrándote disgustos.
    Comentarios
    • Publicado el 16-04-2014 por Redacción
      Si te ha gustado este artículo y quieres expresar o compartir tu opinión, puedes participar añadiendo tu propio comentario
    ¿Su primer comentario? Regístrese y accede a todos los servicios sin límites
    Publicar un nuevo comentario
    • Nombre
    • Email. No será publicado ( Requerido )
    • Comentario
      Tags html y enlaces no permitidos
    • Inserte código de Seguridad
    • Código
    No nos pierdas la pista y síguenos en Google+.
    Publicidad
    Ahora en Portada
    (17:00:02) - Diferentes compañías y consultoras están interesadas en tener una aproximación a...
    (14:07:31) - Once años inspirando las tendencias del Marketing, apostando por la innovación...
    (12:39:10) - Te llegará a tus oídos o a tu mail o cuenta...
    Publicidad