Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Las cosas ya no son como siempre habían sido y los consumidores han empezado a emplear otros escenarios para hacer sus compras.
¿Por qué las tiendas tradicionales están perdiendo a sus clientes y compradores?
624 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Prepárate con el Máster más especializado del mercado. #IOT #SEM&SEO #CLOUDING ¡Ahora con Descuento!
  • La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • El Postgrado más completo del mercado. Fórmate en la posición + buscada
  • PuroMarketing

    Una de las cuestiones clave de los últimos tiempos ha sido el boom de internet y el impacto que ha tenido en las costumbres de los consumidores y en sus hábitos. Internet ha hecho que ahora se esté conectado todo el tiempo y que se haya creado un nuevo escenario en el que las marcas y los vendedores tienen que jugar con nuevas armas. Porque, a medida que internet se ha ido haciendo cada vez más y más popular y a medida que ha ido conquistando más y más escenarios, también ha llegado a más y más nuevas áreas de negocio y ha impactado en muchos más elementos. Año tras año, internet se ha ido metiendo en nuestro día a día. Y año tras año se ha convertido en un escenario más y más poderoso en términos de consumo. Los consumidores compran cada vez más y más cosas online y el ecommerce tiene cada vez un peso más elevado y una cuota de mercado más importante.

    Por ello, las tiendas físicas han empezado a ver cómo los hábitos de consumo cambian y cómo la situación se modifica. Las cosas ya no son como siempre habían sido y los consumidores han empezado a emplear otros escenarios para hacer sus compras. Lo que ha ido pasando en las diferentes campañas de Navidad de los últimos años sirve muy bien para ilustrar cómo han ido cambiando las tornas y cómo han empezado a modificarse las pautas de consumo.

    Hace unos años, internet era un escenario para comprar ciertos tipos de productos. Hoy es uno en el que se compra prácticamente de todo y en el que se confía más y más, como demuestra el hecho de que cada vez son más los consumidores que se hacen con sus regalos de Navidad en tiendas online (tanto que, al cierre de la última campaña de Navidad en España, la noticia era como las empresas de mensajería se habían visto desbordadas por los paquetes a entregar y cómo no habían sido capaces de aguantar el tirón).

    Mientras esto ocurre, las tiendas físicas han visto cómo esos consumidores y esas compras que antes ellas capitalizaban ahora acaban en otros escenarios y en otras manos y se han lanzado a intentar recuperar el mercado perdido. Muchas han sido las estrategias que han seguido y no pocos han sido los que han directamente criminalizado a internet por todos los males a los que se estaban viendo sometidos, intentando hacer que sus consumidores se sientan culpables y vuelvan a sus tiendas. Otros han visto la situación de un modo mucho más completo y han empezado a ver que internet no es solo el enemigo, sino también la llave para comprender su existencia futura.

    Pero ¿por qué están viendo en el retail como los consumidores desaparecen? Más allá de internet, el problema podría ser mucho más amplio. Un estudio británico de hace unos años señalaba que las calles comerciales principales (la típica calle de tiendas de las ciudades) estaban perdiendo peso por culpa, por un lado, de los cambios de hábitos (ahora los consumidores las veían como espacios para el ocio y esperaban restaurantes) y, por otro, por la irrupción de los móviles, que eliminaba el ver escaparates. Ahora otro estudio británico apunta otro problema: las tiendas no están consiguiendo ser atractivas.

    Las tiendas no son atractivas

    Como apunta un experto de la Aston University, Heiner Evanschitzky, partiendo de los datos de caída de tráfico en tiendas en Reino Unido en los últimos tiempos, los consumidores prefirieron más que ir a tiendas hacer compras online. "Esto ocurre porque encuentran el ir de compras estresante y solo una minoría ve la experiencia de visitar una tienda como algo inspirador", indica.

    Las tiendas físicas están intentando competir con las tiendas online centrándose en el precio, como explica el experto, pero con ello están viendo la situación de un modo simplista. La cuestión no está solo en el precio, sino también en el propio proceso de compra. Si a los consumidores no les gusta ir de tiendas es porque asocian el proceso a algo agotador y poco atractivo. Si las tiendas quieren recuperar a sus visitantes, tendrán que mejorar la experiencia de compra y hacerla mucho más agradable, algo que se desea y quiere.

    ¿Cómo lograrlo? El experto apunta a que las tiendas tienen que mejorar su diseño y que además tienen que hacer que su personal interactúe mejor con los consumidores, simplificando las cosas y haciendo que sean mucho más agradables para los compradores. Esto es, además, algo que internet no puede ofrecer.

    Fórmate en SEO, SEM, Analítica Web, Community Manager y Content Curator y crea tu propio proyecto
  • Comentarios (2)
    • Publicado el 12-01-2017
      Con el auge de las tiendas departamentales en línea donde todo lo que compres te lo hacen llegar a la puerta de tu casa con un recargo mínimo y que además te ofrecen descuentos atractivos, están haciendo que el rollo de salir de tu casa a tiendas físicas está quedando en el olvido.
      0 Valora este comentario Responder
    • Publicado el 12-01-2017
      Con el auge de las tiendas departamentales en línea donde todo lo que compres te lo hacen llegar a la puerta de tu casa con un recargo mínimo y que además te ofrecen descuentos atractivos, están haciendo que el rollo de salir de tu casa a tiendas físicas está quedando en el olvido.
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios