Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
La publicidad está llena de estereotipos y de clichés
6 estereotipos de mujeres que las marcas siguen usando en publicidad
363 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Prepárate con el Máster más especializado del mercado. #IOT #SEM&SEO #CLOUDING ¡Ahora con Descuento!
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • Master in International Marketing & Sales Management · International Marketing in a Digital Environment
  • PuroMarketing

    La publicidad está llena de estereotipos y de clichés. Las marcas y las empresas los emplean para así intentar llegar a los consumidores dándoles lo que ya conocen y hablándoles con una lengua que se podría decir que dominan, pero lo cierto es que quedarse con esos clichés y con esos estereotipos implica muchas veces también un riesgo. Los estereotipos acaban siendo una versión deformada y simplista de la realidad y, cuando además de por medio se han producido cambios y avances sociales, corren el riesgo de quedar absolutamente desfasados. Esto es lo que ocurre con la visión de la mujer en la publicidad, que sigue estando dominada por ciertas ideas y ciertas presentaciones que a veces parece que no avanzaron mucho desde la publicidad y la visión de la mujer de la sociedad victoriana.

    Los consumidores, además, son cada vez menos receptivos a esos mensajes y a esas ideas embotelladas. Un estudio de Unilever, que se preguntaba por qué los estereotipos ya no funcionan, descubrió que el 60% de las mujeres y el 49% de los hombres sentían que esos estereotipos de los anuncios tenían un impacto en su vida diaria y en lo que se esperaba de ellos. Y, por supuesto, no se veían en absoluto identificados con ellos: un 40% de las mujeres decía que las mujeres de los anuncios no eran como ellas.

    Aunque las cosas han cambiado y aunque hay ciertas corrientes publicitarias que han puesto el foco en otras cuestiones (como la publicidad de empoderamiento), lo cierto es que que las mujeres no se identifiquen con lo que muestran los anuncios puede comprenderse si se tiene en cuenta que se suelen repetir ciertas caracterizaciones estereotipadas. Como apuntan en un análisis del Museo de las Marcas londinense para Campaign, de forma general se pueden encontrar 6 modelos de mujeres recurrentes presentes en los anuncios.

    La obsesa del hogar

    Este es el estereotipo recurrente en los anuncios de productos de limpieza. Como apuntan en la descripción del estereotipo, es una mujer llena de energía, energía que emplea para hacer cosas relacionadas con el hogar. La mayoría de las veces directamente simplemente limpia. Si se piensa en cómo eran los anuncios de los productos de limpieza de hace unos años, casi se podría decir que solo se encontraría a ese tipo de mujeres.

    La que alimenta/cuida a los demás de forma desprendida

    Posiblemente este es uno de los estereotipos con una vida más larga y con una existencia ahora mismo recurrente. Ya aparecía, por supuesto, en la publicidad de hace 100 años, llena de madres que lo daban todo por sus hijos. ¿Cómo es esa mujer? Es maternal, sacrificada, la que lo da todo por su familia y se obliga en ese proceso de ella misma.

    Algunas voces de la industria han trabajado analizando este cliché de un modo mucho más específico y mucho más concreto y están seguros de que este es el cliché a desaparecer en el futuro. La madre sacrificada está ligada a la idea de la madre perfecta, un cliché que se está viendo atacado por el propio peso de la cultura mainstream. Series, artículos o libros están generando una idea más realista y menos edulcorada de estas mujeres y criticando estas visiones y la presión que ejercen.

    El objeto sexual

    A pesar de que las críticas y el trabajo de las feministas ha hecho que las marcas sean cada vez más conscientes del peligro de esta figura en sus anuncios, no ha desaparecido del todo. Y aunque el sexo ya no vende, como han demostrado muchos estudios, no todas las marcas y empresas se han dado aún cuenta de ello. En los anuncios en los que se sexualiza a la mujer prácticamente lo que se vende es irrelevante: tanto da qué se quiere publicitar.

    La diosa inalcanzable

    Es un tipo de anuncio, como apuntan en el análisis, que no está destinado a los hombres sino más bien a las mujeres. Es el tipo de publicidad aspiracional que la publicidad de empoderamiento de los últimos tiempos ha atacado de forma directa. Las mujeres de estos anuncios son perfectas, o esa es la imagen que quieren transmitir, una suerte, indican, de ideal inalcanzable.

    La malabarista sobrecargada

    Una vez que explican lo que es este cliché publicitario es casi inevitable no verlo en un anuncio de cada cuatro. Según el análisis, es "la ocupada madre trabajadora que tiene mucho que hacer". Está frustrada y no muy feliz. La usan las marcas para vender también prácticamente cualquier cosa.

    La secundaria

    Otro elemento recurrente en algunos anuncios (y se podría decir que muchísimas películas). La mujer del anuncio es simplemente un papel de fondo. Es la eterna secundaria que simplemente apoya la trama protagonizada por el protagonista masculino. Como apuntan, está ahí simplemente por ofrecer "variedad visual".

    Master in International Marketing & Sales Management · International Marketing in a Digital Environment
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar