Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Por qué marcas y empresas se han obsesionado con patrocinar los festivales del verano
Los consumidores son cada vez más entusiastas de los festivales, como demuestra el boom del festravel, viajar para ir a un festival de música
Música y festivales de verano, todo un filón para anunciantes y marcas
312 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Estructurado y adaptado a las necesidades y el funcionamiento del sector empresarial de la moda
  • Fórmate con IMF y consigue una doble titulación IMF + Universidad Camilo José Cela
  • Planifica, crea y ejecuta estrategias de Marketing profesionales. Hasta 40% Dto 100% bonificable
  • PuroMarketing

    Una de las señales de que empieza el verano es que empiezan también los festivales de música. Las redes sociales se llenan de personas que están en el festival tal o cual y los medios de críticas y reseñas de lo que ha pasado. Y, a medida que todos estos mensajes han ido en aumento porque los festivales se han hecho no solo más recurrentes sino también más populares, han ido aumentando el número de marcas y empresas que están presentes en ellos. El festival X ya no es solo el festival X sino uno que lleva antes varios nombres comerciales.

    "No, me molesta que la gente vaya por postureo y a hablar pero la marca me da igual", reconoce una asistente recurrente a los festivales de música de verano cuando le preguntamos si esta mercantilización le ha molestado, "total nadie los llama por la marca", añade, explicando que poco importa que las marcas se conviertan en el nuevo apellido del festival porque nadie lo llama realmente así cuando habla de ellos. "El Paredes de Coura es Paredes, y no el "Vodafone Paredes", señala poniendo un ejemplo.

    Pero, aunque esta asistente no acabe de ver cómo les sirve a las marcas y a las empresas, estas le ven en cambio bastante réditos y un buen retorno, como demuestra el hecho de que cada vez más compañías apuesten por los festivales de verano para llegar a los consumidores y que estén más y más presentes en ellos.

    Festravel, la nueva tendencia veraniega

    La tendencia podría ir al alza además porque, como apuntan en un estudio que acaba de lanzar Lastminute.com, cada vez son más los consumidores que están mostrando interés por estas citas. Poco importa dónde se celebren, además, porque los festivales de música del verano han empezado a verse como uno más de los elementos del verano y las vacaciones. Esto es, es un tipo de actividad que se ha metido en la cesta de los viajes. Según las conclusiones del estudio, sobre una muestra británica, el 47% de los encuestados viajaría al extranjero para ver un festival. En alguno de ellos, la presencia de visitantes de fuera del país es cada vez mayor. En Croacia, por ejemplo, el Ultra Festival ha visto como el número de visitantes extranjeros ha ido en aumento en un 33% interanual.

    Viajar a un festival se ha convertido en una realidad ya tan común que la industria ha acuñado un término: festravel. "A medida que los festivales se convierten en un ingrediente para la perfecta escapada de verano, los asistentes a los festivales están recurriendo más a las marcas en busca de inspiración", recuerda Alessandra Di Lorenzo, Chief Commercial Officer, Media and Partnerships de Lastminute.com a BizReport.


    Algunas marcas y empresas están ya destinando grandes partes de sus presupuestos publicitarios a los festivales y otras los están usando como avanzadilla para crecer y llegar a un mercado más y más amplio. Por ejemplo, Estrella Galicia, que está a la conquista de un mercado mayor para su marca de cerveza, se ha convertido en una especie de presencia recurrente en los festivales y eventos de música.

    Una cuestión de mercado

    Hace unos años se estimaba que las marcas gastaban 1.340 millones de dólares en publicidad en festivales de música solo en EEUU. Hoy es más que probable que los números hayan crecido de forma masiva. Solo en 2014 y solo en EEUU, 32 millones de personas fueron a al menos un festival de música, según datos de Nielsen Music, así que el interés de las marcas puede comprenderse. Los festivales abren la puerta a públicos masivos y lo hacen además en los segmentos que más les interesan a las empresas. La mayor parte de esos asistentes son los deseados millennials.

    De hecho, es bastante probable que toda esta creciente obsesión de las empresas por los festivales de música del verano esté muy ligada a ellos: la música ayuda a vender a los millennials y a establecer un vínculo emocional con ellos.

    Los festivales permiten a las marcas posicionarse a nivel cultural, mostrar cierta diversidad y crear puntos de contacto directos. Muchas marcas patrocinadoras crean sus propios eventos y experiencias en los festivales de verano, lo que hace que su contacto con el consumidor vaya más allá del nombre.

    La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar