Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
165 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Master in International Marketing & Sales Management · International Marketing in a Digital Environment
  • 22 de Noviembre, a las 19:00 · Speaker: Beatriz Navarro, Directora Marketing y Comunicación de Fnac
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • PuroMarketing

    La publicidad de las grandes marcas de tecnología ha sido una de las que ha evolucionado en los últimos años. Puede que hace unos cuantos años los anuncios se apoyasen de forma recurrente en las funcionalidades técnicas del producto para destacar sobre su competencia. Lo importante era lo que el terminal podía hacer: mi dispositivo hace esto y el otro no, parecían decir los anuncios. Al fin y al cabo, esa era la esencia de la propia comunicación de tecnología. Cuando un producto se lanza al mercado, lo importante es lo que puede hacer y cómo eso supera a lo que la competencia está haciendo.

    Sin embargo, en los últimos años la publicidad se ha vuelto más emocional o al menos lo ha hecho de un modo más generalizado. Frente a los anuncios de PCvsMac de hace años, ahora tenemos mensajes emotivos que intentan conectar con la audiencia no tanto contando lo que el producto puede hacer sino más bien lo que esa funcionalidad implicará. No hay más que pensar en el anuncio con el que Apple presentó FaceTime: no era un anuncio sobre el producto, sino más bien un anuncio con las historias de la gente que lo estaba usando.

    ¿Cómo se mueven las empresas del sector en este terreno y cómo se están posicionando en este nuevo lenguaje de comunicación? Las compañías han tenido que cambiar cómo comunican y las herramientas a las que echan mano para hacerlo. Las empresas de tecnología han tenido que ajustar el punto del que parten cuando trabajan en sus mensajes.

    Y, en el caso de Microsoft, eso supuso dejar sus anuncios en manos de Hollywood. La compañía trabaja desde hace unos años con un equipo que es, en realidad, productores de Hollywood.

    Por qué fichar a Hollywood

    Andrew Panay, el responsable del estudio que se ha estado encargando de las principales campañas de Microsoft desde 2014, fue antes el productor de películas muy comerciales de Hollywood. Panay y su empresa se estrenaron con Microsoft con el anuncio que la compañía creó para la SuperBowl de ese año, un anuncio muy emotivo sobre los usos de la tecnología en el día a día que se convirtió rápidamente en viral.

    El cambio había empezado antes, como apunta Kathleen Hall, vicepresidenta de marca, publicidad e investigación, a FastCompany. Cuando lanzaron en 2012 la Surface, se dieron cuenta de que tenían que hacer mensajes más creativos, que tenían que presentar el producto de una manera que fuese diferente a la tradicional. Ahí empezó el cambio. Su contacto con Hollywood empezó buscando cómo hacer colaboraciones de marca, pero acabaron trabajando directamente con ellos.

    El trabajo entre hacer campañas para multinacionales y películas no es tan diferente, o al menos eso es lo que dicen los implicados en la entrevista. Los detalles, los pilares del trabajo y los roles son similares, señalan, y al final lo que quieren es hacer dinero tanto en uno como en otro caso. Para la empresa, lo que esto aporta a sus mensajes es que permite pensar 'fuera de la caja' y romper con la rutina y con los mensajes tradicionales. Trabajar con Hollywood hace que los anuncios sean diferentes y distintos, más creativos.

    Y, además, resulta interesante ver qué es lo que los creativos señalan sobre cómo hacen el contenido y sobre cómo crean. Hablan de comprender el alma de la empresa y crear una historia. Este punto es especialmente interesante porque, al final, eso es lo que los analistas han estado señalando en los últimos tiempos sobre cómo deben ser los mensajes de las marcas y cómo deben conectar con los consumidores. Estos quieren historias y las marcas tienen que afinar su capacidad de storytelling. El anuncio de la Superbowl de 2014 funciona, apunta los creadores, en ese sentido. Está contando una historia y está contando además dónde se posiciona la compañía.

    Fórmate con IMF y consigue una doble titulación IMF + Universidad Camilo José Cela
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar