PuroMarketing

Un 29% de los restaurantes encuestados ven en las webs de reservas online la vía más sencilla y eficaz para ahorrar tiempo y esfuerzo.

El mundo digital se impone, si hace unos años no concebíamos otra manera reservar una mesa en un restaurante que no fuese llamando por teléfono, ahora cada vez son menos los que recurren a la llamada para este tipo de gestiones y más los que optan por hacerlo directamente online. Según un estudio realizado por eltenedor.es, las reservas online suponen ya cerca del 40% de las reservas totales que recibe un restaurante, frente a un 50% que reciben aún de manera telefónica y un 10% proveniente directamente de personas que pasan por el restaurante.

Ya sea a través de la página web del restaurante o a través de webs de reservas online los clientes cada vez se decantan más por este tipo de reservas, en las que sobre todo no tienen que depender de si les cogen o no el teléfono o si el establecimiento está o no abierto en el momento de realizar la reserva. Comodidad, rapidez o la costumbre de hacer nuestras gestiones por Internet, son algunas de las razones que están potenciando el auge de las reservas online de restaurantes que han crecido un 120% con respecto a las que se realizaban por la misma vía en 2012.

Otra de las ventajas que los usuarios encuentran en la red es poder consultar opiniones de otros usuarios que ya han ido al restaurante, algo que les resulta muy útil a la hora de elegir. Además, gracias a las reservas online, en muchos casos, pueden beneficiarse de promociones, de las que no podrían disfrutar haciendo la reserva por la vía tradicional.

Sin embargo, el sector de la restauración sigue manteniendo un punto de vista tradicional ya que aún el 62% de los restaurantes prefieren recibir las reservas por teléfono, mientras que un 30% se decantan por la vía online. Para cerca de un 40% de estos establecimientos, recibir las reservas mediante llamada telefónica les supone menos esfuerzo. Una situación que está cambiando, sólo hay que ver que un 29% de los restaurantes ven ya en las webs de reservas la vía más sencilla y eficaz para ahorrar tiempo.

Sin lugar a dudas, el canal online está en alza, no sólo para compras, consultas, trámites sino también para reservar una mesa en un restaurante. De hecho el grado de satisfacción con los servicios que ofrecen las web de reservas es medio-alto, algo que previsiblemente se incrementará en los próximos años a medida que el canal online le gane la partida a su predecesor, el teléfono.