PuroMarketing

Las redes sociales consolidan su influencia sobre las decisiones de compra de los clientes. El estudio de Walker Sands, nos muestra cómo nuestra actividad en los Social Media puede determinar los productos que finalmente acaban en la cesta de la compra.

Según el "2014 Future of Retail Study", más de la mitad de los encuestados han tenido en cuenta vídeos de YouTube a la hora de decidir qué comprar. El vídeo online se posiciona como uno de los principales tipos de contenido que demandan los usuarios. Nielsen informaba en febrero que 2 de cada 3 usuarios recurre a él para conocer más detalles sobre los productos que le interesan.

Por su parte, Facebook, la red social con mayor presencia entre los consumidores, continúa manteniendo su liderazgo, 2 de cada 3 clientes confía en la información y recomendaciones sobre productos que aquí encuentra. Un porcentaje que equipara la efectividad de esta plataforma 2.0 a la de los blogs, o las páginas web de los retailers (63%). 

De otra parte, la presencia de Pinterest se hace cada vez más notable. Su elevado componente visual la convierten en una atractiva fuente de inspiración; haciendo que el 17% de los clientes haya descubierto algún nuevo producto gracias al contenido que recoge en sus tablones. 

Los datos de Walker Sands ponen de relieve el interés de los consumidores por conocer todas las novedades y descubrir nuevos productos. Un 60% de  los encuestados  admite que interactúa con las marcas a través de las redes sociales. El 65% lo hace para obtener de primera mano esta información de actualidad, mientras que un 24% también se dirige a ellas en busca de atención al cliente. 

Esto denota un crecimiento del engagement a través de las res sociales, sin que por ello descienda el interés del público por conseguir ofertas y promociones, que continúa siendo el aliciente principal que les lleva a seguir a una marca en los canales 2.0 (78%). Para este objetivo, el 55% de los clientes utiliza Facebook, mientras que un 21% prefiere Twitter y otro 10% opta por Pinterest.

Como podemos observar, los medios sociales constituyen un canal de confianza para los clientes a la hora de encontrar información sobre aquellos productos que le interesa comprar. Se trata de un medio donde fluye la información de forma bidireccional, donde las marcas no tienen el control absoluto sobre el mensaje, ni ejercen como emisoras en exclusiva de la información, lo cual aporta mayor credibilidad a las experiencias y recomendaciones compartidas.