PuroMarketing

Obtener una buena experiencia en el entorno online es clave para los clientes de sectores como el turismo o los viajes. El 70% valora especialmente que un hotel cuente con una web útil y optimizada, así como app para móviles o cualquier otra herramienta digital.

Es importante que la relación con el cliente no finaliza una vez que éste se ha registrado en el hotel, sino que también es necesario poner a su disposición todo tipo de utilidades y ventajas, desde el punto de vista digital, mientras se alojan en el establecimiento.

Según recoge el estudio publicado por MCD (Magnani Caruso Dutton), el 74% de estos viajeros espera aún servicio de valor añadido, con el fin de mejorar su estancia, lo que repercute positivamente en su imagen sobre la marca hotelera.

Asimismo, la tecnología permite garantizar la satisfacción de experiencias posteriores del cliente con la marca. El 80% de los clientes valora que el hotel le permita guardar sus preferencias para un uso posterior. Estaría dispuesto a cambiar su información personal a cambio de que la empresa le garantizara una experiencia personalizada, acorde a sus preferencias. 

En este objetivo, los dispositivos móviles desempeñan un papel fundamental, a la hora de proporcionar una experiencia adaptada a las necesidades del cliente, en cualquier momento y lugar. 

El estudio de MCD quiso conocer el grado de aceptación de las estrategias móviles por parte de los viajeros. Los resultados fueron verdaderamente positivos:

El 80% de los encuestados manifestó su intención de utilizar las herramientas y utilidades móviles proporcionadas por las empresas del sector travel para consultar sus servicios y horarios. 

Un 78% mostró su interés en consultar los mapas correspondientes al lugar donde viajaran, proporcionados por estas empresas.

El 73% estaría más dispuesto a realizar el check out vía móvil, si tuviera la oportunidad.

Un 68% seguiría las sugerencias sobre lugares que visitar, durante su estancia, por cortesía del hotel.

Se trata de una oportunidad para, de un lado, conocer mejor al cliente y, de otro, aumentar exponencialmente su grado de satisfacción. Ventajas que permiten un acercamiento al cliente, y con ello fomentar su fidelización. Una oportunidad que se hace especialmente relevante en el caso de los viajeros de negocios, quienes valoran sobremanera el recibir una experiencia positiva, y muestran interés en los programas de fidelización.