PuroMarketing

Una cadena de tiendas en EEUU vende únicamente productos anticoronavirus, un ejemplo de las preocupaciones del consumidor de estos tiempos

En muchas cadenas de supermercados y de productos de higiene y perfumería, la covid-19 tiene ya su propio lineal. Una zona destacada, que a veces es un tramo de estantería y otras una cabecera fácil de encontrar, agrupa todos los productos necesarios para la vida cotidiana en los tiempos del coronavirus.

Los consumidores se encuentran hidroalcohol, mascarillas y cajitas para guardar la mascarilla cuando no se está empleando. Pero, por supuesto, la necesidad de hacerse con este tipo de productos y el pánico a la enfermedad han hecho que aparezcan una avalancha de nuevos productos y de nuevas iniciativas de comercialización que usan la crisis del coronavirus para crear experiencias y servicios altamente de nicho.

"Tuve que dar marcha atrás y me dije ¿qué demonios es esto?". Las declaraciones son de una consumidora estadounidense tras encontrarse con una de las tiendas de una nueva cadena retail. Se llama Covid-19 Essentials y tiene ya tiendas en varios centros comerciales repartidos por todo Estados Unidos. Como explican en The New York Times, que ha visitado estos establecimientos y que ha abordado la historia de su creación, todo en estos establecimientos está orientado al virus y a la protección.

El logo de la tienda es, de hecho, un coronavirus de color rojo. Al entrar, los consumidores ven medida su temperatura y pueden también acercarse a una fuente de hidroalcohol en la que limpiarse las manos antes de lanzarse a ver los productos.

Por supuesto, todos los productos a la venta en Covid-19 Essentials son, como la traducción de su nombre indica, básicos de la covid-19. Los vendedores ofrecen productos higiénicos y de prevención del virus y todo tipo de mascarillas, que pueden ser personalizables y que recogen marcas, modas y tendencias del momento (tienen, por ejemplo, máscaras de la carrera presidencial, de ambos candidatos).

Su creador, Nadav Benimetzky, que reconoce al Times que le tarda el momento en el que se quede sin negocio, vio una oportunidad en el momento en el que se empezó a recomendar el uso de máscaras higiénicas. "Son feas e incómodas, y todo el mundo las odia", señala, apuntando que lo usó como palanca. "Si vas a llevar una mascarilla, puedes hacerla a la moda y bonita", añade.

Al final, lo que ha hecho el vendedor no ha sido más que lo que han visto tantísimos artesanos que venden mascarillas en Etsy, las tiendas de impresión de camisetas y similares bajo demanda (y que ahora tienen modelos de mascarilla) o las muchas tiendas físicas de todo tipo que han añadido a su oferta mascarillas higiénicas con diseños atractivos: están aprovechando el que se ha convertido en el producto del momento, especialmente en aquellos países y mercados en los que el uso de la mascarilla es obligatorio.

Vender higiene

Covid-19 Essentials se ha convertido en llamativa y en material para titulares clickables porque es justo la historia sorprendente, la de la tienda especializada en productos para el covid. Sin embargo, a nivel de negocio no es más que un ejemplo perfecto de lo que se ha convertido en la tendencia emergente, la de los productos pensados para dar al consumidor cierta sensación de seguridad y para capitalizar nuestra nueva obsesión con la higiene.

Otra gran fuente para entender esta tendencia y cómo se ha convertido en una pieza clave en el lanzamiento de nuevos productos y experiencias está en el pasillo de los productos de limpieza.

No solo los productos del estilo de Sanytol (sprays antibacterias que higienizan sin lejía) se han disparado, sino que además han aumentado en general los productos de limpieza en todas las áreas que se vinculan a la higiene o la lucha contra bacterias (por mucho que el coronavirus sea, como dice su nombre, un virus).

Los fabricantes de detergentes están lanzando este tipo de productos, que usan palabras clave como higiene o bacterias y elementos en su packaging que refuerzan esa idea (por ejemplo, uno de Skip añade una cruz de aires sanitarios y usa tonos vinculados a la limpieza y la desinfección).

La idea de la limpieza absoluta se ha convertido en la clave para vender, demostrando cómo han cambiado los consumidores y qué quieren en esta nueva normalidad.