PuroMarketing

El crecimiento de la inversión lleva siendo la tónica del año, por una cuestión de supervivencia
Las pymes españolas reaccionan a la crisis con una mayor inversión en publicidad de cara a la Navidad 

La campaña de Navidad está a la vuelta de la esquina. En algunas cadenas de supermercados, los espacios gigantes y destacados en los que se posicionan los productos de Navidad, como turrones y otros dulces, han sido ya colocados, empujando a los compradores a hacerse con ellos. En algunas tiendas de decoración, a pesar de que aún tienen las calabazas y los fantasmas de Halloween por vender, ya está disponible la avalancha de elementos navideños. Esto es, la Navidad ya está aquí y, si se quiere vender, hay que esforzarse en ello.

Para las empresas de todo tipo y condición, la campaña de Navidad es uno de los momentos cruciales de ventas. Es cuando los consumidores son mucho más desprendidos en sus patrones de consumo y cuando más elevan sus medias de gasto. La Navidad es el momento en el que "tiramos la casa por la ventana", posiblemente porque no compramos para nosotros sino para la familia y para hacer regalos.

Incluso en los momentos más complicados, como durante las crisis económicas, los consumidores intentan poder ir un poco más allá de su gasto medio habitual. La campaña de Navidad tiene un cierto toque de cuestión sagrada en nuestras decisiones de compra.

Por todo ello, la campaña es muy importante para las pequeñas y medianas empresas, que suelen ser quienes más pagan los problemas de las crisis y quienes más se resienten de la caída de consumo asociada.

Para las pymes, la campaña navideña es una cuestión crucial, un momento para recuperar mucho de lo perdido y, en algunos casos, lo que asegura la rentabilidad general del año. Por ello, las pymes se toman muy en serio la preparación para la campaña y este año van a apostar en firme por la inversión publicitaria.

El crecimiento de la inversión de las pymes españolas

Las pymes españolas ya llevan este año recuperando la inversión en publicidad de forma general. Según datos de MediaShark que recoge CincoDías, en el primer semestre del año las pymes españolas aumentaron en un 65% su inversión en publicidad.

Para el cierre del año, la tendencia se mantiene e incluso sube. Las proyecciones están en que durante el período más próximo a la Navidad la inversión se dispare. En general, la inversión publicitaria acumulada en lo que va de año ha movido 2.485 millones de euros, un 18% más que en el año precedente.

Las razones del crecimiento

¿Por qué están gastando las pequeñas y medianas empresas más dinero en publicidad? Es una cuestión de supervivencia.

Dado que la crisis que se ha derivado de la emergencia sanitaria causada por el coronavirus ha puesto en peligro sus ingresos - cuando no los ha directamente reducido - las pymes están apostando por los anuncios para llegar a los consumidores. Quieren posicionarse ante ellos y apuntalar sus potenciales ventas.

Aun así, las pymes no invierten por igual en todos los formatos publicitarios. Su favorito es la publicidad digital (el 71% de su inversión se ha ido ahí) y, entre los diferentes canales online, las redes sociales (el 21% de la inversión realizada). De hecho, se espera que a partir de este mes la inversión en esos espacios por parte de las pymes escale.