PuroMarketing

Uno de cada cuatro empresas ya incluyen el vídeo en sus mensajes de correo electrónico

En el papel el “maridaje” de vídeo con el email marketing es algo perfectamente razonable. Los consumidores están mostrando un apetito insaciable por el vídeo online y, por otro lado, el opt-in email marketing te asegura la recepción de los mensajes por los consumidores al haber dado su visto bueno a ello. Esto debería ser suficiente para justificar un uso amplio, sin embargo, una encuesta de febrero de 2013 entre ejecutivos de marketing realizado por The Relevancy Group, encontró que sólo 1 de cada 4 habían utilizado el vídeo en las campañas de email marketing.

45% de los ejecutivos dijeron que no habían incluido vídeos en sus mensajes por falta de contenidos, radicándose ahí el principal obstáculo (43%). Los costes de producción de los vídeos (27%), la baja prioridad de los vídeos en la lista de mejoras de los programas de correo electrónico (24%), y el escepticismo acerca de su rendimiento (22%), son otras de las razones mostradas para su no inclusión. Problemas tecnológicos, como los problemas de visionado por ausencia del software adecuado en el cliente (18%) o que la tecnología utilizada en los programas de email marketing no están preparados (7%) son obstáculos menores.  Y también hay una cierta, pero mínima preocupación por que los clientes no se sientan cómodos (9%).

A pesar de la renta incorporación del vídeo dentro del email marketing, el 81% de los participantes en la encuesta se muestran inclinados a empezar a incluir vídeos en sus correos, señal de que un cambio se atisba en el horizonte.

Los encuestados que han utilizado vídeos en sus campañas de correo electrónico vieron retornos reales en sus inversiones. 55% reportó un incremento en sus CTR, un 44% vio un aumento en el tiempo dedicado a sus correos por sus suscriptores, un 41% reportó un aumento en los ratios de a la hora de compartir o de reenvío de correos. Sin olvidarnos del 24% que comentó haber logrado unos mayores porcentajes de conversión, o el 20% que vio incrementarse los ingresos generados por los mensajes de email marketing, o el 14% que comentaron haber tenido un promedio superior de negocio en cada venta.

Para los comercios especialmente, el vídeo online puede ser de gran ayuda en el proceso que desemboque en la compra. El incremento en el vídeo online coincide con la importancia cada vez mayor que se le da al marketing de contenidos, y puede utilizarse para conectar mejor con los consumidores que se alejan de los mensajes tradicionales.

eMarketer estima que el gasto en publicidad en vídeo digital en los EE.UU crecerá desde los 4.100 millardos de dólares en 2013 hasta los 9.100 millardos en 2017, y el gasto en correos electrónicos publicitarios pasará desde los 229m3 millones de 2013 hasta los 256 millones en el mismo periodo.