PuroMarketing

¿Cuántos de los correos que manda una empresa llegar de verdad a la audiencia a la que están dirigidos? Según un nuevo estudio distribuido por la empresa Return Path, miles de millones de correos electrónicos, aquellos que los consumidores han aceptado recibir, nunca llegan al buzón de entrada.

Cuando Return Path analizó cerca de 1 billón de correos electrónicos de marketing enviados con el permiso de sus suscriptores, encontraron que el IPR (Inbox Placement Rates), el índice que mide el éxito en hacer llegar un correo electrónico hasta el buzón de entrada del usuario, había bajado un 4% globalmente en todo el mundo. La situación peor se daba en Asia-Pacífico, donde el IPR había llegado a bajar hasta un 22% hasta el 64% desde el año 2012.

El número global de correos electrónicos bloqueados o perdidos, se acercaba al 22%, mientras que otro 4% terminaban su camino directamente en las carpetas de smap.

Según el estudio de Return Path, los emisores en EE.UU. habían conseguido mejorar ligeramente su IPR hasta el 86%, lo que les situaba en cabeza de todos. Sin embargo, y a pesar de situarse en cabeza,  las empresas mostraban su incapacidad de hacer llegar a destino cerca del 14% de todos los correos, representando miles de millones de correos completamente inútiles e incapaces de construir relación o de impulsar las ventas.

En el resto del mundo, el 20% de los mensajes tuvieron el mismo destino en Europa, mientras que en Sudamérica la cifra escalaba hasta el 40% en países como Brasil.

"Hay muchos factores que determinan que un mensaje no consiga llegar al buzón de entrada. Es imposible señalar un único factor o un conjunto de factores que expliquen este deterioro, pero saber llegar a interactuar y atraer a los suscriptores está convirtiéndose claramente en un componente fundamental de la entrega del mensaje en el buzón de ingreso", señala George Bilbrey, co-fundador y presidente de Return Path. "Los emisores de los correos que llegan de manera constante a los buzones de entrada, tienden a conseguir unos mayores ratios de lectura y unos suscriptores más activos. Los emisores cuyos correos son ignorados o borrados sin ni siquiera llegar a ser leídos, suelen ser los que más dificultades tienen para hacer llegar sus mensajes".

En el mes pasado, el foco de Return Path se centró en analizar el porcentaje de correos que son rescatados de las carpetas de spam por los destinatarios, en lo que se conoce como el  índice o ratio "esto no es spam (TINS %u2013 This is not spam). La empresa encontró que, dentro de un universo de mil millones de mensajes recibidos durante el primer trimestre de 2012, menos del dos por mil (0,17%) fueron rescatados de la carpeta de spam. Y aquellas empresas que usualmente alcanzan el buzón de entrada en un 97% de las ocasiones o más, tenían un  ratio de TINS 3 veces superior al de otros emisores (0,44%).