PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

¿Qué hace que una campaña de email marketing tenga éxito? ¿Un gran diseño? ¿Bajas tasas de denuncias y cancelaciones? Es difícil dar una respuesta precisa, todo va a depender del objetivo de una estrategia de email marketing. Pero si fuera preciso citar un factor imprescindible para considerar una estrategia de éxito, tendría que estar relacionado el nivel de implicación de los contactos con las campañas de email marketing.

La implicación en ese caso no se refiere a la interacción (visualizaciones o clics) de una campaña o campañas en particular, sino con el tipo de relación entre emisor y destinatario. ¿Qué tipo de compromiso dicta esa relación? ¿Hay un sentimiento de confianza implícita mutua?

Es cierto que ese tipo de comportamiento no ocurre de la noche a la mañana y justo por eso algunas personas no ven el potencial de una estrategia de email marketing enfocada a largo plazo. Esto es lo que va a diferenciar el contacto que por primera vez abre su newsletter y el contacto que ya sabe y espera recibir su información.

El inglés tiene una palabra que describe muy bien esa relación ideal con el contacto “engagement” o “engaged”. Quiere decir que el contacto está realmente comprometido en esa comunicación, pero también puede significar en otros contextos un compromiso como el de noviazgo. Ese significado también es interesante para el email marketing ya que denota el tipo de relación a largo plazo de la que tanto hablamos.

Otro consejo para mejorar los resultados es no "estresar" a vuestros contactos, cuando realiza envíos seguidos de la misma campaña, para el mismo grupo de contactos, con un espacio de tiempo pequeño entre ellos, acaba haciendo lo que llamamos “saturar la base de contactos”. ¿Qué quiere decir eso? Pues que verá un aumento en el número de interacciones negativas, tales como denuncias o cancelaciones, a medida que las personas se irritan al recibir la misma campaña varias veces. Por eso nos preguntamos, ¿tiene el reenvío beneficios? Claro que los tiene, pero es importante tener en cuenta que hay una línea tenue que separa atención de asedio.

Reenviar una campaña de email marketing para que los contactos tengan una segunda oportunidad de acceder a un contenido relevante que consiga llamar su atención. Reenviar una campaña de email marketing varias veces, para hacer que absolutamente todos los contactos abran el email, se llama asedio. A las personas no les gusta sentirse acosadas. El concepto de Buenas Prácticas del email marketing remite al opt-in, a la libre elección del contacto a recibir una información.

A veces es importante respetar también la libre elección del contacto en abrir o no un email. Además para obtener mejores resultados podemos ofrecer un incentivo al destinatario y ser persuasivo al redactar el mensaje.

Cuando ofrecemos algo a cambio, a quien recibe nuestro mensaje, la tendencia es que la cantidad de aperturas aumente, pues un incentivo proporciona una ventaja a quien abre el email. Por ejemplo, ofrecer descuentos de productos solamente por email. Esa es una de las estrategias más utilizadas por sitios de e-commerce.

En cuanto a la persuasión del mensaje, lo ideal es siempre informar en el cuerpo del email, de la escasez del producto, como por ejemplo, que una determinada oferta vale sólo para ese día o hasta una determinada cantidad de productos disponibles.

Por tanto, la práctica de permuta es válida a día de hoy, para incentivar la tasa de aperturas en el email marketing, pero cuidado, al ofrecer algo gratis a su base de emails asegúrese de que el producto esté libre de cualquier otra cuestión. No use esa táctica para promover la venta de un producto de manera disfrazada, eso puede tener el efecto contrario del esperado.

 
be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo