PuroMarketing

Diferentes estudios han ido demostrando en los últimos tiempos que el email no está muerto como herramienta para llegar a los consumidores. Los medios que están siguiendo las últimas tendencias de lo que triunfa en internet siguen apostando por las newsletters como manera de llegar al consumidor, como demuestra la renovada variedad de newsletters a las que se puede suscribir un lector en algunas de las cabeceras de moda. Cierto es que las newsletters han cambiado y ahora son temáticas y con periodicidades menos invasivas, pero ahí siguen existiendo.

Además, las cifras de respuesta a los correos son aún muy buenas. Los consumidores que compran tras recibir una newsletter tienen una media de gasto un 138% superior a los demás. Y no solo eso: el email sigue siendo la fórmula favorita por los consumidores para recibir información de las marcas y los dispositivos móviles muestran buenos ratios de apertura de estos mensajes.

Así pues el email marketing no está en absoluto muerto, pero ¿qué es lo que los consumidores esperan de los correos electrónicos que reciben de las marcas? Pues lo cierto es que los internautas esperan que las marcas hayan aprendido de sus hábitos de consumo y de lo que saben de ellos para enviar información adecuada a sus intereses.

Según un estudio de Listrak y Harris Poll, si las compañías quieren que los consumidores lean los mails que les mandan tienen que hacer recomendaciones de productos relacionados con lo que los propios usuarios han estado mirando antes.

De hecho, el interés de los consumidores en este tipo de envíos es muy elevado. Un 80% de los encuestados asegura que lee aquellos correos electrónicos en los que encuentra recomendaciones basadas en sus compras anteriores son los que resultan más útiles. Dentro de los contenidos también hay preferencias sobre cómo y qué debe ser expuesto. Así, un 40% de los encuestados prefiere que los productos que recomienda la newsletter estén ordenados por precio, un 39% que se destaquen antes los nuevos productos, un 38 que vayan antes los que tienen mejores notas, un 37 los más vendidos y un 8 aquellos que son más pineados por los internautas.

¿Se leen los mails promocionales?

Además de tener ciertas preferencias sobre lo que les gustaría recibir, los consumidores son también bastante claros a la hora de asegurar que leen los correos electrónicos que les envían. Un 72% de los consumidores lee los mails promocionales que les mandan las empresas.

El único aspecto negativo de esta buena aceptación del email marketing es que los consumidores no solo reciben los mensajes de la marca en cuestión que quiere convencerlos de que sus productos son los mejores. De entre quienes leen los envíos de las empresas, un 44% recibe 5 o más newsletters a la semana y un 21% más de nueve.

El email marketing no es la única fórmula que los consumidores reciben de buen grado cuando se trata de recibir mensajes publicitarios. Los encuestados reciben de buena gana la personalización cuando de mensajes de empresas se trata. Un 69% ve con buenos ojos el retargeting (esos anuncios online que se basan en el historial de navegación y que hacen que una vez que se entra en una tienda online esta persiga al internauta en todas las páginas que visita) y un 67 acepta las recomendación de productos en la web del vendedor.