PuroMarketing

Los viejos rockeros nunca mueren. Es lo que deben pensar las empresas que utilizan el correo electrónico como herramienta de comunicación con los consumidores, pues esta se configura como la vía preferida de los clientes para recibir ofertas y recordatorios sobre sus procesos de compra online. Es lo que se desprende de una investigación llevada a cabo por MarketingSherpa, que se ha focalizado en la receptividad de la audiencia ante este tipo de comunicaciones.

Y es que según los datos publicados por esta empresa, los consumidores se decantan mayoritariamente por el email como canal preferido para recibir notificaciones de las marcas. De hecho, el 91% de los encuestados reconocieron que les gustaba recibir correos electrónicos promocionales de las empresas, una cifra que se situaba muy alejada del resto de canales de comunicación.

La capacidad de almacenamiento, la accesibilidad o la permanencia de estos contenidos sin temor a que los perdamos o extraviemos son algunos de los motivos que mueven a los consumidores a decantarse por este medio, pero no son los únicos.

De hecho, según esta investigación el correo electrónico se consolida como el medio de comunicación con los clientes más persuasivo, ya que un 69% de las personas consultadas en ella señalaron que habían realizado alguna compra influenciados por este medio, al recibir un correo electrónico concreto. De este porcentaje, el 20% reconoció que la adquisición que había llevado a cabo se había producido a través del comercio electrónico.

Influencia en el proceso de compra

Así, no es de extrañar que los consumidores además de decantarse por el email como medio de comunicación para recibir ofertas también pidan que las marcas a través de este sistema les envíen recordatorios sobre las acciones que llevan a cabo en el entorno online, fundamentalmente en lo que respecta a sus procesos de compra.

De hecho, un 51% de los encuestados señaló que habían abandonado un carrito de la compra y que el haber recibido recordatorios sobre ello le ayudaron a finalizarlo. Lo mismo afirmó un 6% de los consultados, al referirse al envío de recordatorios de las marcas como un buen sistema para poder finalizar su proceso de compra.

Asimismo, el email como sistema de envío de recordatorios que contienen un descuento supuso para el 7% de los encuestados una forma de inclinarse para iniciar un proceso de compra de los productos o servicios a los que se aplica ese descuento. Por el contrario, únicamente un 17% de los usuarios negaron que los recordatorios les movieran a finalizar un proceso de compra que habían empezado y abandonado. Por su parte, el 38% dijo sentirse molesto por recibir tales notificaciones.

Frecuencia de envío

En lo que respecta a la frecuencia que los usuarios prefieren recibir las notificaciones de las marcas vía email, la mayoría de los encuestados optó por el envío mensual (un 86% de las respuestas afirmativas). Por su parte, el 61% de las respuestas de las personas consultabas se inclinaba a la recepción de este tipo de contenidos con una frecuencia semanal.

Los más entusiastas y forofos del email reconocieron que no les importaría recibir mensajes promocionales tres veces a la semana, aunque estos eran pocos: un 4% del total de los encuestados. Lo mismo sucede con los que quieren recibir notificaciones dos veces por semanas, el 10%.

Hegemonía frente a otros medios

Estos datos confirman la hegemonía del email como método para incidir sobre los consumidores a la hora de iniciar y finalizar sus procesos de compra. De hecho, de la investigación también se desprende que el resto de medios de comunicación se encuentran alejados de él, sobre todo si pertenecen al entorno online. Es el caso de las redes sociales, que únicamente fueron calificadas como el mejor sistema de recepción de ofertas por un 17% de los encuestados.

Por su parte, tres cuartas partes de los encuestados, el 72%, señaló que preferían que las empresas se comunicasen con ellos a través de otros medios, como los mensajes de texto o los medios impresos, tales como periódicos y revistas. La televisión y el correo postal obtuvieron un 34& y un 48% de respuestas afirmativas en este sentido.