PuroMarketing

No todos los temas valen y siempre hay que empezar con gancho

En la estrategia de marketing digital, los vídeos son una de las herramientas que han crecido de forma más notable. Lo han hecho como elementos para posicionar publicidad, como demuestra todo el boom de la inversión publicitaria en este canal, pero también como espacio para servir contenidos propios. Los vídeos se han integrado como una herramienta más del marketing de contenidos, especialmente en los tiempos de la crisis causada por la pandemia, cuando hubo que suprimir ciertas actividades.

La estrategia de vídeos no debe limitarse a los contenidos de corta duración. Por ser un vídeo, no tiene que ser un vídeo de TikTok. Las marcas pueden jugar con las duraciones y con los formatos de contenidos. De hecho, los vídeos de larga duración tienen su nicho de mercado y sus canales y sus temas en los que funcionan especialmente bien.

Pero ¿qué se debe tener en cuenta cuando se crean estos contenidos? Los consejos que aparecen en un estudio de Conviva sobre vídeos long form para Instagram funcionan como una guía de recursos para cómo hacer vídeos de larga duración y lograr que ese contenido cuaje. Estas son las palancas que harán que el consumidor vea este contenido.

No todo el contenido vale para todos los formatos

O lo que es lo mismo: igual que las series de televisión y las películas tienen extensiones diferentes, lo mismo debe aplicarse a los contenidos que se suben a la red y que crean las marcas. Todo depende del canal al que se suba el contenido y del propio contenido en sí.

Algunos temas - y algunas construcciones de contenido - no tienen el mismo atractivo y no son capaces de atrapar la atención del espectador mucho tiempo. Tampoco se debe correr el riesgo de que el vídeo se quede demasiado escueto. Hay que trabajar para que encaje con lo que se va a mostrar.

El principio tiene que ser fuerte

Es una lección que se da habitualmente en ficción. El arranque debe ser lo suficientemente atractivo y tener la suficiente garra como para que los contenidos capturen la atención de los espectadores. Es ese inicio se le debe dejar claro qué le espera y también las razones por las que debe seguir viendo. En algunos tipos de contenidos, explican en el análisis, hacer una suerte de "preview" logra capturar a la audiencia.

Escucha lo que los propios espectadores dicen

O lo que es lo mismo: hay que estar siempre atentos a los datos que generan las herramientas de analítica de las plataformas de vídeo.

Si en otras áreas de marketing digital la analítica es crucial, ¿por qué no iba a serlo también en la creación de vídeos? Las estadísticas que aportan las herramientas de analítica ayudan a comprender qué triunfa y qué falla y los patrones de consumo de contenidos de los espectadores.

Todos los vídeos deberían tener opciones de subtítulos

No es solo una cuestión de accesibilidad, aunque ya debería serlo. Cada vez más personas ven vídeos sin sonido y con subtítulos, pero también más lo hacen con subtítulos puestos por defecto aunque esté escuchando el audio, para mejorar la comprensión. En todos los casos, ofrecer esta opción es crucial.