PuroMarketing

La investigación comunitaria es paralela a una de la CMA británica, haciendo que el tema se convierta en complicado para Facebook 
Más problemas para Facebook: la Comisión Europea abre una investigación para determinar si abusa de su posición dominante en publicidad

Los grandes de la red son cada vez más contralados por los organismos reguladores del mercado y por las administraciones. Su peso en el mercado es cada vez mayor y el margen de maniobra que dejan para los demás players más limitado, lo que ha llevado a que se enciendan cada vez más alarmas.

Las diferentes compañías han ido protagonizando a su vez diferentes investigaciones en múltiples mercados. Facebook ha sido una de ellas y ahora se le suman nuevos problemas en Europa.

La Comisión Europea ha anunciado este fin de semana la apertura de "una investigación formar antimonopolio" para determinar si Facebook está incumpliendo (o no) las normas de competencia de la Unión Europea.

El quid de la cuestión está en cómo Facebook usa los datos y si con ello está teniendo una posición de abusivo poder frente a los demás players del mercado publicitario. En concreto, la investigación de la Comisión se centra en cómo Facebook recupera datos de los anunciantes y cómo esos datos la podrían estar permitiendo competir directamente contra ellos en el mercado de los anuncios clasificados.

Igualmente, el organismo europeo también investiga los nexos entre la vertiente red social y la vertiente de anuncios clasificados Facebook Marketplace. La investigación también estudiará "en detalle" cómo afecta la posición de Facebook a los llamados mercados vecinos.

"Facebook recolecta enormes cantidades de datos sobre las actividades de sus consumidores en su red social y más allá, permitiendo segmentar grupos específicos de consumidores", explica Margrethe Vestager, la responsable comunitaria de competencia en la presentación de la investigación, explicando que el proceso intentará determinar si Facebook tiene gracias a esos datos una ventaja competitiva extra en el mercado publicitario, en el que además compite directamente con esas compañías de las que están sacando los datos.

"En la economía digital de hoy, los datos no deben ser usados de modo que distorsionen la competencia", advierte Vestager.

La investigación formal arranca tras una investigación preliminar. Sus conclusiones llevaron a la Comisión a temer que Facebook esté distorsionando el mercado publicitario de los anuncios clasificados, según señalan desde la propia Comisión en la nota de prensa.

Paralela a una investigación británica

El proceso contra Facebook en la UE no es el único que la compañía vive en Europa. La Competition and Markets Authority (CMA) británica ha anunciado, de forma paralela a la Comisión Europea, que también investigarán a Facebook y su uso de los datos.

De hecho, en la propia nota de prensa de la Comisión se menciona este movimiento y se señala que buscarán colaborar con la CMA durante las investigaciones. Lo mismo señala la CMA en su comunicado.

La CMA investigará si Facebook ha logrado una "ventaja injusta" sobre su comptencia en los servicios de dating y de anuncios clasificados, partiendo de cómo usa los datos y, sobre todo, de cómo usa los datos que generan sus anunciantes. La investigación británica es, por tanto, muy similar a la comunitaria.