PuroMarketing

No hay receta secreta para el éxito en social media marketing, pero algunos datos estadísticos pueden ayudan a mejorar las cosas
Las líneas maestras que los marketeros deben aplicar en su estrategia de Instagram para mejorar el engagement y el éxito

Vaya por delante que no hay un guión mágico: aunque a los marketeros les encantaría que existiesen unas cuantas reglas a prueba de fuego que aseguran que la estrategia de social media marketing triunfase y lograse los mejores datos para las empresas, la realidad es mucho más variable.

Para saber qué funciona y qué aportará los mejores datos a la compañía, hay que conocer muy bien al propio público y sus necesidades y también a la propia marca y sus habilidades. Esto pasa en todas las redes sociales, incluidas en aquellas de moda que los marketeros querrían dominar lo más pronto posible, como es el caso de Instagram.

Aun así, analizar el grueso de actividad de las marcas en redes sociales ayuda a encontrar puntos en común y a ver patrones en el contexto. Eso es lo que ha hecho un estudio de Mention y HubSpot, que parte de los datos generados por 100 millones de posts de Instagram de un millón de usuarios. El estudio sigue las cuestiones básicas que preocupan a los marketeros, como cómo y cuándo logran mejores datos de engagement.

De sus conclusiones se pueden extraer unas cuantas lecciones, que pueden servir como líneas maestras a la hora de establecer qué hacer en Instagram.

Las claves del engagement: carruseles y posts con muchas palabras

¿Qué tipo de contenidos son los que logran destacar en el feed por su engagement? De entrada, lo que se ha aprendido es que en una red social de fotografía la imagen debe ser buena. Esa es una lección de casi, por así decirlo, primero de Instagram. Ahora, los datos dejan claro que hay ciertos tipos de contenido y de presentación de estos que hacen que los resultados sean mejores.

En términos de lo que se ve en el feed, los carruseles son los que logran más engangement en el feed. Las fotos únicas no son las que logran más engagement. Casi se podría decir que son, por muy clásico que sea, las que arrojan peores datos. Los carruseles son los que logran los mejores datos de engagement. De media logran 62 likes y 5 comentarios. Les siguen, como los más exitosos, los vídeos publicados en el feed.

Curiosamente, escribir mucho tiene premio. Los textos que acompañan a las imágenes y que tienen una extensión de entre 1.000 y 2.000 caracteres son los que logran de media los mejores datos de engagement, seguidos por los de entre 500 y 1.000.

Sí, los hashtags funcionan

Posiblemente, todos nos hemos cruzado en nuestros feeds de Instagram con alguna actualización de algún perfil en el que los hashtags se meten como sea y en todas partes. ¿Excesivo? Quizás, a la vista de los datos de este estudio, no lo sea.

Las actualizaciones sin hashtags son las que logran los datos más bajos de engagement medio. Los mejores datos se logran con 20 hashtags, señalan en el estudio, y el impacto positivo empieza a verse a partir de 5.

Etiquetar funciona

Hay que hacerlo, eso sí, siguiendo las normas de etiqueta. Las actualizaciones que etiquetan a otras cuentas son las que logran más me gusta.

Los usuarios de Instagram no lo miran en el trabajo

Más o menos: las horas que dan mejores datos en engagement son las de primera y última hora de la tarde, lo que en inglés se separa como afternoon y evening. Son los momentos en los que los usuarios de Instagram son más activos y cuando es más fácil llegar a las audiencias, al menos hablando de forma generalizada.