PuroMarketing

La conectividad también llega a los vehículos, y más pronto de lo que cabría esperar. Aunque parezca ciencia ficción, el futuro ya está aquí. Según el informe Connected Cars, publicado por Juniper Research, en 2017 el 20% de lo coches estará habilitado par utilizar aplicaciones, un dato que se aplica tanto a Estados Unidos como a Europa Occidental.

La gran aceptación de las aplicaciones móviles por parte de los usuarios ha hecho surgir la necesidad de aplicarlas también a los vehículos. Según el último estudio de Arbitron Movil, los usuarios utilizan las aplicaciones móviles permanentemente. 

El estudio de Juniper analiza en profundidad la situación actual del mercado y las nuevas oportunidades de negocio derivadas de la aplicación de soluciones telemáticas al sector de la automación, así como las posibilidades del sector y el marco regulativo.

Uno de los puntos que podrían favorecer la implantación y rápida generalización de estas aplicaciones sería la adopción de estandards como el Car Connectivity Consortium's MirrorLink, centrado en facilitar el uso y comunicación de las aplicaciones móviles entre sí.

Además, para los fabricantes de vehículos no supondría un coste muy elevado; en cambio, promete unos beneficios considerables. Esto seguramente animará a todas las marcas a producir "coches inteligentes".

En su informe, Juniper destaca las ventajas y gran potencialidad que supondría este avance, en áreas relacionadas con la gestión del tráfico y seguridad vial, muy útiles a la hora de evitar posibles colisiones, controlar la afluencia de tráfico. También sería tremendamente eficaz a la hora de la recuperación de vehículos robados, mantenimiento y control a nivel mecánico de los coches y, por supuesto, para ofrecer soluciones en de ocio y entretenimiento. 

Se trata de una gran innovación tecnológica, que nos facilitaría mucho nuestro día a día, tanto a nivel de seguridad como en confort y calidad de vida. Sin lugar a dudas tiene un gran potencial y contará con una gran aceptación para los usuarios.

¿Te imaginas como será conducir un coche conectado? ¿Qué aplicaciones te gustaría que tuviera?