PuroMarketing

¿Desconectamos al llegar a casa? No, al menos en lo que al correo electrónico se refiere

El correo electrónico forma ya parte inseparable de nuestras vidas privadas pero también profesionales, hasta el punto que el 74% de los empleados de PYMEs comprueban sus buzones de correo electrónico fuera de las horas normales de trabajo, y con la mayoría haciéndolo varias veces al día, según los resultados de un estudio realizado por GFI.

En general, cerca de las dos terceras partes de los participantes en el estudio afirman que lo hacen al menos una vez al día.  Pero también durante los fines de semana y las vacaciones el correo no deja de ser consultado. Cerca del 80,9% reconocen abrirlo durante el fin de semana, y un 59,1% en vacaciones.

El año pasado, un estudio de Gyro encontró que el 85% de los ejecutivos sénior en Europa y los Estados Unidos  ocasionalmente abrían el correo, y recibían mensajes relacionados con el trabajo, y mantenían conversaciones relativas al trabajo durante las vacaciones.

Pero a pesar de todo ello, el 90% de los participantes en la encuesta de GFI consideran al correo electrónico como una bendición más que una maldición.

Es interesante ver también como los participantes, a la hora de hablar de los tiempos de respuesta, no esperan tanto de los demás como de sí mismos. Cerca de las tres cuartas partes dijeron que normalmente responden a los correos recibidos en el trabajo en menos de una hora, incluidos el 31,6% que dicen que es habitual que lo hagan dentro de los 15 minutos siguientes a su lectura. Pero cuando son ellos los que envían un correo con contenido de trabajo, sólo la mitad espera recibir una respuesta dentro de la hora siguiente, con un 22,9% esperando recibirla en un plazo menor a un día de trabajo.

El estudio fue realizado entre el 10 y el 16 de abril de este año 2013,  entre 503 empleados de PYMEs norteamericanas.