PuroMarketing

7 de cada 10 adultos necesitan tener su dispositivo con ellos casi todo el tiempo

No podemos vivir sin ellos. Necesitamos tenerlos cerca, tocarlos, verlos, comprobar que siguen “vivos”. Una encuesta que acaba de ser realizada por Harris Interactive en EE.UU, muestra que el 72% de los propietarios de smartphones no se alejan de sus dispositivos más de 1 metro y medio la mayoría del tiempo. Si a esto le añadimos que 3 de cada 4 usuarios jóvenes comprueban su teléfono nada más levantarse, y un 40% lo comprueban antes de 10 minutos, parece que la dependencia es casi absoluta.

Quizás no sea una sorpresa que el 55% de los adultos en EE.UU.  los utilicen mientras conducen, un 35% en el cine, y un 33% en la mesa mientras comen, como nos indica ese mismo estudio.

Y la vida sexual  tampoco se ve libre, con un 9% de los entrevistados reconociendo su uso al mismo tiempo que tienen sexo, así como el 20% de aquellos de edades entre 18 y los 34 años. Además, 1 de cada 8 de los participantes en la encuesta reconoce utilizarlo en la ducha.

El estudio también revela que el 41% de los usuarios no protege su smartphone con un código de acceso, a pesar de la preocupación general por los problemas que ello podría suponer en caso de pérdida o robo para el 65% de los encuestados, por perder el contacto con otros (58%), o que un tercero utilizara la opción de pago con el móvil (26%). Pero también hay que ser realistas y reconocer lo difícil que debe llegar a perder el teléfono si nunca nos alejamos más de 1,5 metros de él.

Pero si que hay motivos de preocupación. El 29% de los entrevistados admiten haber curioseado en los teléfonos de terceros. En este grupo se incluyen el 47% de las personas de entre 18 y 34 años, quizás porque sus ideas sobre la privacidad son ligeramente distintas de las de mayor edad.